AventArte

Un lugar de cuentos, imágenes y sentimientos.

RIGEL, UN GALGO CON SUERTE.

18 comentarios

Este es Rigel, un galgo precioso, con una estampa escultural.  Su historia comienza triste  según cuentan en SOS Galgos, sus rescatadores,  fue recogido en la puerta de un colegio, seguramente acudía allí porque los niños le darían algo de comer…

…Rigel estaba en la puerta de un colegio de Cádiz y con su rescate dejó atrás el pan duro, los palos, los baños a manguera en invierno, los “paseos” amarrado a la puerta trasera de un coche o en la motito con su “amo”, vivir en un zulo hecho con restos de aluminio y escombros, esa es la vida maravillosa que dejó…

Cuando lo conocí yo estaba haciendo mi habitual paseo fotográfico por los alrededores de Sorripas (Huesca).  Ví aparecer por el camino a un amigo, Manolo,  con un perro extraño.  Nos fuimos acercando y enseguida me dí cuenta que pasaba algo raro.   Rigel, que era el perro extraño, se apartaba de mi y estaba tan asustado que tuvimos que mantener las distancias, sobre todo no le quitaba ojo al trípode que yo llevaba colgado en un lado, me dio pena que sintiera miedo de mi.

Manolo me contó la historia.  Su hija Patricia, colabora con SOS Galgos, acogiendo los galgos que van recogiendo para evaluarlos, llevarlos al veterinario para  que estén en condiciones  y ver si es posible que sean aptos para adopción, si pueden estar con niños, con otros animales, si son violentos o temerosos, etc.

Patricia había acogido durante un tiempo a Rigel y aunque fue adoptado por una familia de Valencia, la adopción no había salido bien y devolvieron el perro.  Entonces pensando que quizás sería difícil encontrar otro hogar para Rigel, pidió a sus padres que se lo quedaran ellos.  

Manolo y Amalia tienen desde hace mucho un perro,  un labrador, qué digo perro, es un peluche-andante, que se llama Boira, que está ya un poquito mayor y no sale mucho a pasear, y  no les costó mucho decidirse a “aumentar la familia”.

Este verano Rigel ha hecho algunos progresos, pocos, porque supongo que el maltrato recibido durante su nacimiento hasta ahora, no será fácil de olvidar, quizás no lo haga nunca.  Pero el día que le estuve haciendo estas fotos, se atrevía a salir al jardín, aunque estábamos más gente por allí, eso sí, vigilando el camino y en cuanto veía aparecer a alguien más, salía corriendo para esconderse.  Según cuenta Amalia, también se esconde en casa, cuando la ve que coge el cepillo para escobar, puede parecer gracioso, pero cuántos palos habrá recibido el pobre para tener tanto miedo.

Aparte de sus temores es un perro muy tranquilo, no se le oye nada.  Desde luego ha caído en el mejor hogar posible, va estar  muy bien cuidado, es un galgo con suerte.

Anuncios

Autor: Ana

Una fotógrafa que no lo es, sólo juega a serlo.

18 pensamientos en “RIGEL, UN GALGO CON SUERTE.

  1. Qué historia tan conmovedora !!!! Me alegro que haya gente como tus amigos que adopten este tipo de perros, que lo único que imagino quieren es cariño, y un poco de “paz”.

    Y ójala a esos “tipejos” que se divierten maltratandolos les ocurriera lo mismo a ellos. “Otro gallo cantaría”, como dice el refrán…..

    Las fotos son maravillosas !! Y adoro los finales felices !!!!! Besos Ana !!!

  2. Una historia muy entrañable y un galgo precioso. Me encanta este animal.

  3. Me encanta haya gente decidida a adoptar animales, el miedo es normal, por desgracia es un animal traumatizado, y es posible que nunca se recupere, un punto muy positivo es el tener un compañero, boira, poco a poco cuando el vea los premios que boira recibe de la gente en modo de caricias se irá abriendo a la gente.
    Yo he adoptado varios perros, y recuerdo en especial el caso de # phoebe, una shit tzu que abandonaron en la peluqueria canina de mi prima, por desgracia termino en la perrera despues de 2 semanas en la tienda y que no pasaran a recogerla, en cuanto nos enteramos fuimos a buscarla a la perrera con la mala suerte que no estaba el veterinario y hasta la semana siguiente no la pudimos sacar, no sabemos si estaba traumatizada de antes o fue en la perrera, el caso esque solo queria estar con Miriam a mi no podía ni verme, solo cuando habia otros perros conmigo ella se acercaba a mi a que la acariciara.
    Por otro lado hablando de Rigel, es un perro que necesita mucho ejercicio y más viendo lo fuerte y musculado que está, El darle largos paseos y dejarlo correr libre hará que poco a poco coja confianza. Una cosa muy importante en este tipo de perros asustadizos y traumatizarlos es no hacer lo que seguramente tu hiciste la primera vez que lo viste intentar acariciarlo o acercarte a él invadiendo su espacio (no te culpo para mi también es inevitable ver un perro y no tocarlo) es mejor ignorarlo como si no estubiera y poco a poco su curiosidad hará que se acerque a ti a olerte, y con un poquito de confianza estará preparado para esas caricias acompañadas siempre de movimientos suaves y confiados, si hacemos movimientos bruscos o el animal ve que dudamos podemos asustarlo.

    Un saludo

  4. Gracias José.

    Tienes razón necesita ejercicio y lo tiene, da gusto verlo correr, es una pasada y ahora que Manolo se ha jubilado, le va de maravilla.

    Entiendo lo que dices de los miedos y te aseguro que lo respetamos, ya desde el primer día le dejamos espacio, él es el que decide hasta donde se acerca. Y lo de Boira, seguro, ya he dicho que es como un “peluche”, igual de amorosa. Cuando estamos con ellos, suele tumbarse a nuestros pies y nos da con la pata para que la acariciemos. Estoy segura que será un buen ejemplo para Rigel.

    Saludos.

  5. Hoola!! es la primera vez que vengo a visitarte, ay pobrecito Rigel, me ha dado mucha pena su historia, aunque me alegro un montón de que le vayan bien, la historia tiene final feliz y estoy seguro de que olvidara sus miedos. Yo tengo un carlino de tres meses, mi Pharrell, que cosa más bonita por favor que me lo como!!! no sé como puede haber gente que trate mal a los perros, con todo el cariño que nos dan. Saludos!!

    • Gracias por tu visita, Ismael, bienvenido. Ya le he echado un vistazo a tu blog y me ha gustado mucho, en cuanto tenga un ratico más largo, me paso a “cotillearlo” con más detenimiento.

      Un saludo.

  6. Apreciada Ana y Anabel…la mayoría de los perros abandonados no corren la misma “suerte” que Rigel.
    Desde hace algo más de un año, mantengo una sección fija en mi blog, donde les doy protagonismo a los perros abandonados que voy encontrando en mi camino itinerante. La raza de los galgos, a pesar de la nobleza que encierran y de lo amigables y cariñosos que llegan a ser, son unos auténticos desconocidos para la mayoría del público, relacionándolos exclusivamente con su maltrecha labor de las carreras. Hace tiempo publiqué en mi sección de los viernes la costa historia de otro galgo, abandonado. http://janpuerta.blogspot.com/2009/09/galgo.html
    Para ver la serie entera podéis ir al enlace:
    http://janpuerta.blogspot.com/search/label/Perros%20abandonados
    Me gusta vuestro espacio. Seguiré acercándome para leerlo con la calma que requiere.
    Un abrazo

  7. Incluso a mí, que tengo zoofobia, me ha alegrado mucho que la historia de Riguel haya tenido un buen final. Tengo una sobrina en Soria que trabaja en un lugar en el que recogen perros abandonados, lo cierto es que son demasiados los perros que se abandonan. Cuando irresponsable suelto!

    Ya estoy de regreso de mis vacaciones, buenas y tranquilas, playa y montaña, y aún me queda en la manga un fin de semana con unos amigos estupendos!!!!

    Besos.

  8. ¡Hola Jan! He leído en tu blog la historia de Galgo y sobre todo, me ha impresionado su foto. Agotado, sin rumbo, diría que sin ganas de vivir. Intenté dejarte un comentario y no lo supe hacer (lo mío con la informática es increíble…) pero seguiré tu blog. Me gustan mucho los perros, en general, pero a través de mi padre aprendí que el galgo es un animal muy tranquilo, fiel y muy cariñoso con los niños. Curiosamente no suele encontrarse en las casas y sólo se dedican a las carreras o a la caza.
    Me gustaría que leyeses mi cuento “La rosa varada” en este mismo blog, porque esto es lo que yo tenía en mente cuando lo escribía. Lo distinta que puede ser la vida de nacer en una familia o en otra, de tener una pareja u otra. En general, de que en tu vida haya un motivo para despertarte por la mañana.
    Muchas gracias y volveré a intentar dejar un comentario en tu blog en cuanto me entere de como se hace.

  9. Un saludo a todos. Acabo de volver de la playa y me ha impactado la historia de Rigel. Conozco un poco a Manolo y a Amalia y sé que va a tener un lugar donde descansar y recibir lo que sea que él necesita.
    A los que os guste el tema de los perros os recomiendo el blog de Janpuerta.
    Un abrazo

  10. Bien, bien, parece que ya hemos vuelto todos de vacaciones, hasta Anabel, que daba la impresión de no querer volver. 😉

    Gracias Susana y Janpuerta por vuestros comentarios.

  11. Vaya, me has emocionado con este historia, de veras y me ha dado mucha tristeza, mucha, lo que le hacemos a los animales. Lástima que no se sepa quién fué su anterior dueño,para que recibiera su castigo.

  12. ME HE EMOCIONADO LA HISTORIA D E RIGEL SI DUDA ESE GALGO SE MERECIA UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD Y MUCHO CARIÑO, ENHORABUENA POR SU ADOPCIÓN

  13. Pingback: FxF: Manolo x Ana | Fotograf@s en Zaragoza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s