AventArte

Un lugar de cuentos, imágenes y sentimientos.

FACEBOOK Y YO

16 comentarios

Como he visto que muchos blogs tienen la ventanita para Facebook, estuve cotilleando a ver si podía registrar a Aventarte, pero nada, imposible, luego leí que se podía crear una página para promocionar sitios web, pero después de intentarlo pedía que tuviera una cuenta registrada, así que me decidí, no era una idea que me apeteciera mucho, pero al final pensé que tampoco pasaba nada.

Hacía un par de días había visto a Anabel como se registraba y me pareció supersencillo, así que me puse a la labor.   ¡Maldita la hora!.

Después de rellenar la información que me solicitaban, hasta la fecha de nacimiento, que no creáis que no me costó, empezaron a aparecer contactos con los que podía “hacer amistad”, lo hice con algunos, no muchos porque no quería ser pesada, el caso es que al final llegué a mi perfil…  ¡Bieeeeen, lo había logrado, ya estaba en Facebook!

Mientras curioseaba por allí, me dí cuenta de que me aparecía un mensaje en la parte de arriba, tenía que confirmar un mensaje de correo que me habían enviado… ok, hasta ahí todo perfecto, eso lo sabía hacer, no era la primera vez.

Me fui a mi bandeja de entrada, toda confiada y me llevé una sorpresa al ver un montón de correos de Facebook, amigos que me habían “confirmado” y otros que querían “confirmar amistad” ¡Qué bonito!

Me sentí bien, era como cuando llegas a un lugar nuevo y te reciben los amigos para que no te sientas sola   ¡Fantástico!.

Después de este subidón de energía positiva, fue el último, localicé el dichoso correo de confirmación…  Pulsé el enlace… y… me pedía de nuevo la cuenta de correo y la contraseña…  (bien, me parece bien que extremen la seguridad para saber que soy yo)…  lo rellené como está mandado y…  aparece una mensaje que dice que no hay ninguna cuenta con el correo indicado….  ¿eeeeh? Bueno, tranquila, me dije, me habré equivocado al teclear…  repetí, poniendo más cuidado en lo que escribía….  y  ¡Otra vez!  ¿Pero que me estás contando? empecé a pensar, porque no quería decir ni mu, que  mi marido y mi hijo estaban por allí y no quería que  se enteraran de mi “problemilla” con Facebook, simplemente porque no me apetecía que se partieran de risa a mi costa….

He descubierto que Facebook ha sacado lo peor de mi, lo único que me viene a la cabeza son tacos y no es normal en mi, que lo más fuerte que suelo decir es ¡Jolines o mecachis!, ya lo sé, es que soy un poco “pija”.

Respiré profundo, cerré la “maldita” ventana y volví a la bandeja de entrada, ejecuté de nueve el enlace y… 

¡Mec..guen la leche!   ¡Pero qué coj..nes pasa!

(ya os había dicho que el jolines se me quedó pequeño)…

Lo intenté varias veces, incluso, no sé como, conseguí entrar en mi perfil y me aseguré de que estaba bien puesta la dirección de correo…

¡Echando chispas!

Estaba yo en estas circunstancias cuando mi hijo pequeño, como eran ya las 9 de la noche y debía tener hambre, me preguntó por la cena… ¡Tranquilos, qué mantuve la calma!  con toda la serenidad que pude, le sugerí que fuera mirando en la nevera, que había alguna cosa para freír…  Al rato, otra vez..  “Mamá, la freidora tiene que tener aceite ¿verdad?…  ¡Brrrrrr! pensé… y contesté:  “Si, cariño, tendrás que echarle aceite”.

En vista de que en la cocina podíamos estar en crisis también, decidí que  por el momento, hasta ahí llegaba.   Antes de despedirme, envié un mensaje  a Facebook “pidiendo socorro” y la verdad es que fueron muy rápidos en contestar, antes de cerrar el correo ya tenía su mensaje

“lamentamos comunicarle que la cuenta de correo que nos indica no tiene registrada ninguna cuenta en Facebook”

¡Jód-te!, pensé, apagué el ordenador y me fui a echar una mano en la cocina.

Hoy he recibido más mensajes para “confirmar amistad”, tengo el buzón a tope de buenas vibraciones y yo sigo sin poder entrar a mi cuenta, ni por supuesto confirmar nada.

¿Qué pensarán mis amigos?

¿Qué soy idiota y no quiero “saludarles”?


Ahora me toca hacer una terapia para recuperar la serenidad y el “jolines”.

Ya sabía yo que no era buena idea registrarme en Facebook.

¡Si yo sólo quería hablar del blog!!!


Ana

Anuncios

Autor: Ana

Una fotógrafa que no lo es, sólo juega a serlo.

16 pensamientos en “FACEBOOK Y YO

  1. ajjajajjaja q graciosa eres , y q bien lo cuantas , pero si ya te vi en facebook ……. besicoss …

    • Ay, Amalia, ¿qué me has visto en Facebook? Ya has hecho más que yo.

      Ahora te llamo a casa, a ver si me puedes ayudar, que he encontrado un “atajo” y me piden la dirección (url) que tengo.
      Y encima me dicen textualmente que pregunte a algún amigo que haya visitado mi Facebook ¡Jod-te! Menos mal que una tiene amigos.

      Te llamo.

  2. JUA JUA JUA!!!! Me muero de la risa, y es que yo pensaba ponerme esta noche tan traquilita a hacerme “socia” en 5 minutillos de esto del Facebook, pero veo que tendré que hacerlo en fin de semana y rodeada de los dos informáticos que tengo en casa (aunque se mueran de la risa no me quedará más remedio)

    Con decirte que antes he intentado dejar un comentario en un blog de Marcos Callau, y como, parece ser que no soy socia de nada de lo que tiene él (creo) no se lo he podido dejar… Y lo peor es que me pasa en más de uno y después de estar un rato escribiendo, me da rabia que no sepan que he estado allí y que quería decirles algo.

    Soy un desastre y además en la mayoría de los blogs deben suponer que todos sabemos ingles, JA! que esa es otra.

    Ufff, te dejo que ya me empiezo a poner nerviosa

    Un besico !

    • Pues, aparentemente es la cosa más sencilla del mundo, pero conmigo se han cruzao los cables.

      También podría ser que las máquinas se empiecen a rebelar, porque hace un ratico he tenido que rescatar uno de tus comentarios del spam ¡por favor, cómo se les ocurre!

      Un besico y suerte con el Facebook, ya veo que luego vais a estar todos allí menos yo 😦

      • Ah, y se me olvidaba, hace días que no puedo poner comentarios en “Libros y literatura”, con lo que me gusta, no sé que pasa pero antes me resultaba muy fácil y ahora no sé que me dice de algún problema de registro. A ver si tengo un ratico y os mando un mensaje.

        ¿Será de verdad que se están rebelando? ¿Y si me están borrando la identidad, como en la peli de Sandra Bullock? 😉

  3. Muy bueno, me ha hecho reír. Lo cierto es que yo fui de Facebook una vez… y hasta tenía una granjita pero me borré. Mi blog no está asociado con facebook y sí ya sé que si lo tuviera lo conocería mucha más gente pero… No me gustó demasiado la experiencia.

    • Hola Marcos,

      Pues me alegra que te haya hecho reír, por lo menos algo bueno hemos sacao 😉

      Aparte de eso, seguramente ha sido una pérdida de tiempo.

      Quiero aprovechar el comentario de Marcos, para deciros que es un joven poeta y que podéis conocerlo a la semana que viene el día 24 en el I RECITAL DE POETAS JÓVENES en el Divino Amore (Plaza del Carmen, 9) ZARAGOZA
      tenéis más información en su blog

      Un saludo

  4. No desespereis con lo de Facebook, yo estoy pero no lo utilizo…después de “atascarme” varias veces y estar ecibiendo continuamente correos de los nuevos amigos que te visitan, que te invitan, que te reclaman…y perder un montón de tiempo porque no lo entiendo muy bien, he llegado a la conclusión de que ya me llamarán si quieren algo.
    Además no me gusta mucho esas extensiones de personas en las que de repente te ves incluída sin saber hasta donde va a llegar tu identidad.
    Teniendo en cuenta que las nuevas tecnologías no son mi fuerte…
    Prefiero contactar con “mis” amigos tomándome una cerveza.
    Salud.
    Pili.

    • No hay desesperación solo lamento como le decía a Marcos la pérdida de tiempo.

      Me apunto a la cerveza. A ver si nos vemos este fin de semana en el Piri, nosotros vamos a subir con Anabel y Esteban.

      Un beso.

      Ana

  5. ¡ah como me he reído con esto del caralibro! yo estoy en el facebook, pero la verdad es que lo uso para comunicarme con mis hermanas que no viven en la misma ciudad que yo, la familia, y tengo uno del blog donde pongo enlaces a las reseñas. Pero sólo eso.
    Eso si, me desternillo de la risa con las frases que veo que mis sobrinos califican de “me gusta” ya haré una entrada de ello en el blog (por ejemplo “hoy me levanté con muchas ganas de trabajar, pero me voy a sentar un rato a ver si se me pasan”).
    ¿ya han solucionado lo del facebook?
    un abrazo,
    Ale.

    • ¡Me encanta lo de caralibro!!! Si no fuera por lo que me gustan los libros, sonaría a insulto… ja, ja, ja…

      Entiendo que es una gran herramienta de comunicación, por eso me decidí a registrarme. Y todavía no está solucionado, sigo sin poder acceder a mi cuenta y casi todos los días me llega algún mensaje de amigos que me han visto y quieren “confirmar amistad” y como no puedo mediante “caralibro” no me queda otra que mandarles un correo, explicando lo que me ha ocurrido, así les confirmo mi amistad de una manera más tradicional 😉

      Un saludico, Ale, y estaré pendiente de esa entrada de frases, me ha encantado el ejemplo. 🙂

      Un beso.

  6. Bueno, parece que ya me funciona el “caralibro”.

    Me enviaron una contraseña nueva y ahora ya puedo acceder.

    No sé si me va a gustar, ya veremos.

  7. Hola Ana!!
    La verdad has hecho esbozar una sonrisa en mi cara, cosa que como te podrás imaginar no resulta fácil en estos tiempos…
    Aunque lo intento… muchas veces desentona con mi estado de ánimo.
    Pues bien… lo has conseguido!
    Me encanta vuestra página… nos permitís hacer una mirada interior …
    Hoy no es común que las personas se muestren tal cual son, al contrario…
    Yo también seguiré este blog a partir de ahora ya que me aporta una bocanada de salud… Brindo por vosotras!
    Laura

    • Y nosotras te seguiremos a ti, Laura.

      Me alegra un montón que mi “historia con facebook” haya puesto una sonrisa en tu cara.

      No es fácil mostrarse, ni siquiera estoy segura de hacerlo. La sociedad actual nos invita a escondernos, nuestra propia hipocresía tampoco ayuda o simplemente el pudor… Pero cuando se logra finalmente enseñar algo de uno mismo sin miedo y lo haces conscientemente, es como una renovación.

      Un abrazo enorme.

  8. Eso de “confirmar la amistad” suena a aquello de los votos y demás. ¿Se hace un fiestorrón donde corre la cerveza?. ¡Ays no!, que tenemos una edad a la que debemos cuidar el hígado…

    Yo me confieso, una vez estuve en Facebook activamente. Sé que mis datos y cosas siguen allá, latentes, por si un día recaigo, que esa gente no borra nada de nada…

    A todo esto, ¿ya conseguiste deshacer el entuerto?.

    Besicos

    • ¡Holaaaaaa Txabi, qué alegría verte por aquí! ¡Bienvenido al rinconcico de las Anas, como nos están llamando últimamente!

      Mira yo prefiero el fiestorrón para confirmar amistades, aunque sea con cerveza sin alcohol o con un vaso de agua, pero bien rodeada de amig@s ¡Ande vas a comparar!!!

      Bueno, conseguí entrar en mi cuenta, me dieron una contraseña y pude acceder, aunque se crearon dos cuentas con mi nombre, a una puedo entrar y a la otra no… Espero que esa personalidad-descontrolada que tengo en el “caralibro” no haga nada incorrecto, les pedí que la anularan pero creo que no me hicieron ni caso.

      La verdad es que participo lo justo y no pierdo demasiado tiempo por allí, entre Flickr y ahora el blog (que me encanta) ya tengo bastante.

      Un beso y muchas gracias por la visita, espero que repitas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s