AventArte

Un lugar de cuentos, imágenes y sentimientos.

NUESTRO OTOÑO

27 comentarios

El tiempo de vida.  De nuestra vida.  Nos da miedo pensar en esa línea.  Sabemos dónde termina y nos asusta.  Supongo que todos tenemos la inocente creencia de que si no pensamos en ello no está ahí, pero sabemos que no es cierto.  Esa línea forma parte de nosotros, caminamos sobre ella día tras día, sin parar ni un solo segundo, escribiendo con nuestros pasos sobre ella, sin poder volver.  Desde la línea podemos ver lo que hemos dejado atrás, pero es inútil intentar regresar, es unidireccional.  Aunque sí nos está permitido volver la vista y recordar.  Recordar todos aquellos momentos, aquellos amigos, aquellas palabras…, que nos dan la fuerza que necesitamos para dar el siguiente paso, siempre adelante.

No es aconsejable quedarse mirando demasiado rato lo vivido.  Intentando vivir en el pasado pierdes el presente y ten por sentado que será algo de lo que te arrepentirás en el futuro.

La vida hay que vivirla, hay que disfrutar en cada momento al máximo, porque cada minuto que pasa no volverá jamás.  Y cuando llegue el final y vuelvas la vista desearás haber llenado aquellos espacios vacíos, haber realizado todas aquellas cosas que no hiciste y ya no podrás hacer.  Así que tómate un momento, un segundo sólo para ti y vuélvete a mirar tu vida, haz un balance de lo ves y después sigue tu camino e intenta sacarle a la vida el mayor partido.  Merecerá la pena.

Mientras escribo esto veo desde mi ventana cómo algunas hojas cubren el suelo y cómo otras hacen lo imposible por seguir agarradas a la rama en la que han pasado toda su vida.

Es un paisaje realmente bonito el que trae el otoño.  Los árboles de múltiples colores, amarillo, naranja, verde, rojo… viendo esto pienso en el otoño de nuestra vida, en el momento en el que al igual que el paisaje hemos alcanzado lo que queríamos.  Tenemos el tiempo libre que siempre hemos deseado para dedicarnos a todas aquellas cosas que nos gustan, para pasarlo con la gente que queremos…

Pero no todo el mundo lo ve así.  Muchos pasan esa etapa de su vida pensando en la fría llegada del invierno y se pierden todo aquello que el otoño ha puesto a su alcance, y es que no todo es malo ni bueno.  La vida te da unas cosas y te quita otras, nuestra tarea es disfrutar lo más posible con lo que llega.  Los que consiguen esto son realmente afortunados y podrán decir sin lugar a dudas que son felices, aunque no tengan un cochazo o no hayan dado la vuelta al mundo.

Son estas personas las que disfrutan “su” otoño y hacen de él un periodo estupendo, una etapa que no cambiarían por nada.  Los que aprovechan para viajar y reforzar su matrimonio ahora que los hijos son mayores, los que disfrutan del tiempo que antes les quitaba el trabajo, los que disfrutan del silencio que el ruido de su verano no les dejaba oír, los que vuelven a ser niños cuando juegan con sus nietos, los que se apuntan al curso de fotografía porque saben que aún quedan muchas cosas que ver, los que, en fin, saben vivir plenamente cada segundo de su vida dejando un buen recuerdo en todos aquellos que los rodean.

Para mí, el otoño de la vida es como el canto del cisne, más hermoso que nunca justo antes de morir.  Una etapa en la que poder disfrutar de las cosas que tanto nos ha costado conseguir.  Sin prisas ni expectativas, ya que, llegados a este punto, te das cuenta de que nunca antes habías vivido sólo para disfrutar de lo que tienes.  Y eso es lo que hace a esta etapa tan especial, esa oportunidad de disfrutar nuestros logros.

Es el canto del cisne.  El otoño.  Nuestro canto del cisne.  Nuestro otoño.

Autora:  Elisa Blasco García
Libro:  Almanaque de las Estaciones (Registros literarios adolescentes)
Año:  2008



Anuncios

27 pensamientos en “NUESTRO OTOÑO

  1. ¡Hola a todos! Soy Elisa, la autora de este relato otoñal.
    Es un verdadero honor compartir espacio con los contenidos tan fantásticos de este blog.
    Este relato es fruto de un taller de escritura que se realizó en el IES Avempace de la mano de Ángel Longas. Fue una iniciativa muy bonita, en la que aprendimos mucho unos de otros y que culminó con la publicación del libro “Almanaque de las estaciones”

    Quiero dar las gracias a las maravillosas creadoras de este blog por acordarse de mi.

    Espero que os guste y sobre todo, confío en que si no habías reflexionado ya sobre el otoño de la vida, lo hagáis ahora y lo veáis desde su mejor color. Creo que es una etapa preciosa que hay que valorar, porque lamentablemente, no todo el mundo puede disfrutarla.
    BESOS a todos y a vivir que son dos días 😉

  2. Cumpliendo mi “amenaza” de ir presentando a través del blog a esta larga lista de amigos de los que yo presumo, hoy, aprovechando la entrada del otoño quiero que conozcais a mi hija, Elisa.
    Tiene veinte años, estudia tercero de derecho y este año se va a Madrid para estudiar Interpretación.
    Yo, por mi parte, estoy muy ilusionada (y, ¿para que negarlo?, me corroe la envidia) con este proyecto. Va a compartir piso con amigas, va a vivir en una ciudad diferente, va a estudiar y a tener vivencias muy interesantes…y de todo ello me alegro, es algo para lo que yo he tratado de prepararla desde que nació. Para ser libre e independiente, para saber volar sola, para vivir sin miedo a los cambios y sin ataduras. Pero, os juro que me pasa como cuando se marchaba de excursión de pequeña. Lo que yo, de verdad quería, era bajarla del autobús y llevarla de vuelta a casa, con la ilusa creencia de que si yo estaba a su lado no podía ocurrirle nada.
    Vuela alto, tesoro. Y sobre todo vuela libre y sin miedo. Pero vuela sabiendo que si en algún momento te flaquean las fuerzas o necesitas reparar las alas tu madre siempre está ahí para acogerte en su nido.

    • ¡Jo, Anabel, que me has emocionao!

      ¡Qué maravillosas colaboradoras nos estamos echando!!! Así qué fácil resulta hacer un blog.

      Elisa es estupenda, guapa, lista, dulce, divertida, buena persona… y además tiene buen gusto para los chicos, es la novia de mi hijo pequeño, y… ¡hasta ahí puedo leer!. ¡Igual me estoy jugando el tipo, contando estas cosas! pero no me he podido resistir.

      Un besazo enorme para cada una.

  3. Maravilloso relato, ya me gusto mucho la primera vez que tuve la oportunidad de leerlo.
    Gracias Elisa
    PD. Tengo un sobrino que tambien escribe, no tan bien como Elisa. pero me gustaria saber si podriais publicar algun relato suyo.

    • Estimado Juan Ranulfoescudero:

      Muchas gracias por tu comentario ¡Leches, esta vez te has esmerao!

      Me vas a permitir que me tome la confianza de contestarte como si fueras mi hermano, así que puedes decirle a tu sobrino, que nos mande un borrador y estudiaremos la posibilidad de publicarlo 😉

      Atentamente.

  4. Alaaaaaaa ¡¡¡¡¡ todo se queda en familia .¡¡Enhorabuena por el relato . esta precioso.. q listos/as son estoy jovenes . Y de las fotos q voy a decir . ¡¡¡ PRECIOSASS ¡¡¡ seguir asi esta quedando precioso …. besicoss …

  5. En otoño el Pirineo se viste con sus mejores galas de colores, la playa se convierte por fin en mar, libre de sombrillas y toallas. Elisa escribe muy bien del otoño y a mí me gusta su escrito, lo comparto …, pero el otoño me deprime amigos, soy demasiado mediterránea, necesito luz y calor; y sueño ya con la próxima primavera, aunque no por ello dejaré de vivir y disfrutar de este tiempo más frío y más oscuro, del que saldrán, como siempre, algunos poemas.

    Las fotos, como siempre, preciosas. Es posible que el otoño me guste en foto (jejej)

    Un abrazo!

    • Bueno, por algo se empieza, si te gusta en las fotos es un buen comienzo. 😉

      Yo creo que las épocas del año, igual que las de la vida, tienen sus cosas buenas y malas, pero si procuramos quedarnos con lo positivo de cada momento, conseguiremos ver lo mejor de cada etapa.

      Un besico y muchas gracias.

  6. Elisa, mi más sincera enhorabuena. Adoro el otoño, le tengo muchos versos dedicados y muchos amores entregados, tantos como hojas caídas. Adoro el otoño y adoro tu relato, te ha quedado precioso. Lo cierto es que ese canto de cisne que a todos nos ha de llegar alguna vez es algo que me atemoriza desde siempre. Sin embargo, el otoño me encanta. Parece algo contradictorio. Mi enhorabuena de nuevo por tu magnífico texto.

  7. Gracias, Marcos. Elisa está en Madrid pero yo le transmito tu comentario.
    A mí también me gusta el otoño. La fuerza de la luz del verano me ciega. Sólo puedo abrir los ojos cuando comienza a anochecer y el calor excesivo me agobia y no soy capaz de hacer nada. En otoño comienzo a renacer. Estoy muy activa y tengo ganas de apuntarme a todo. De hecho, tengo que tener cuidado porque todos los carteles de cursos y actividades me atraen como un imán.
    Respecto al otoño como etapa de vida, es cierto que por mi experiencia (me voy acercando a los cincuenta) veo que es una etapa en la que como dice Elisa ya no es mi objetivo conseguir cosas, sino disfrutarlas. Me acepto más a mí misma lo que me lleva a ser también más permisiva con los demás y trato, cada vez más, de rodearme de todas aquellas personas que me importan y huir de compromisos y de ataduras.
    Un abrazo, Marcos. Muchas gracias por seguirnos y cuenta con este espacio si te apetece “prestarnos” alguno de tus poemas.

  8. Querido JuanRanulfo: ayer me encontré con tu sobrino y le propuse amablemente compartir uno de sus escritos con nosotros. No se negó. ¿Será eso un sí? Creo que habrá que seguir con las negociaciones.

  9. Os animo a todos a que entreis en “elblog del Melgares” (está entre nuestros favoritos) y veais el dibujo que ha hecho de Labordeta. La idea es convertirlo en un muñeco. El crea muñecos de estos raros japoneses y la verdad es que son muy divertidos. Ya que estais ahí, bajad un poquito y entrar en La Feria. Podreis ver a la mujer barbuda, el mentalista, los gemelos siameses…
    Vale la pena.

  10. Precioso!!! Me ha gustado mucho leeros…Es un placer disfrutar de estas palabras…Volveré sin duda por aquí para recordarlas. Me ha gustado mucho.
    Un abrazo!!

    • Muchas gracias María, a nosotras también nos gusta mucho tu “espacio” y lo visitamos con frecuencia.

      Un beso.

      P.D. ¡FELICIDADES!!!

  11. Hola!

    Soy elmelgares, me ha gustado mucho tu blog, intentaré seguir dándole duro a lo mio.
    Por supuesto puedes publicar lo quieras de mi blog.

    Te enlazo

    Saludos

    • Hola Melgares,

      Como Anabel creo que anda camino de Barcelona, me toca a mi darte la bienvenida a nuestro blog.

      El otro día estuve con Anabel “cotilleando” el tuyo y me gusto mucho, haces un trabajo estupendo, ahora me paso a ver a Labordeta.

      Un saludo.

  12. Precioso el escrito de Elisa; no sólo cómo está escrito sino el mensaje que encierra. Y después me entero que tiene apenas 20 años ¡mucha madurez hay en ella!
    ¡mucha suete en Madrid!
    ¡Felicidades a la mamá que debe estar orgullosa como pavorreal!
    y las fotos que ilustran la entrada ¡maravillosas!

    • Gracias. La verdad es que sí estoy muy orgullosa de ella. Realmente es una persona muy madura y sobre todo muy respetuosa con las personas. No critica y no juzga. Gran defensora de la naturaleza (reciclar, ahorro de luz y agua. Es de las que viene por detrás y te cierra el grifo).
      Sé que tiene una gran riqueza interior y creo que los estudios que va a realizar de interpretación en Madrid le ayudarán a sacarla fuera porque es muy pudorosa a la hora de mostrar sentimientos. Espero que desde aquí podamos recoger más escritos, guiones, películas…

  13. Mis queridas Anas, después del ratico compartido, después de leer el Otoño de Elisa, después de volver a emocionarme con la respuesta de las “mamis”, quiero agradeceros el que la otra tarde me hicieseis sentir Alicia en un País Bello.
    Desplegé mis alas y remonté aquellos lugares hace mucho visitados, retomé mis recuerdos y los compartí con vosotras, también en mi vida ha habido otoños de hojas de colores, recuerdo un otoño de hace 17 años cuando una hoja sería de …… se llevó a mi madre, llegó el invierno, la primavera y el verano, han pasado muchos otoños, muchas hojas caídas y crecidas y todavía escuece. Ana, el tiempo suaviza.
    Otro otoño, ya invierno, una hoja me trajo el árbol más lindo, más perfumado, más cálido y cercano, más tierno, más dulce, tenía carita y ojos y manos pequeñitas, una sonrisa y unos mofleticos, y sabéis? tenía y tiene nombre ese árbol. Se llama Victoria (pero tenía que haberse llamado Evelia). Tiene 32 otoños-inviernos, pues llegó el día 25 de Diciembre.
    Mis queridas Anas, os deseo otoños cargados de hojas de colores que alegren vuestros momentos. Otoños llenos de olores que embriaguen vuestrso sentidos, pero sobre todo os deseos que vivais muchos, muchos otoños. Ah, y gracias por enseñarme ese rinconcito tan entrañable. Os dejo un beso para vosotras y un saludico para los que entren a visitaros.

    • Ay, Mª. José, me quedo embobada leyéndote, igual que me quedé embobada el otro día escuchándote. Me llevé la cámara para hacer un montón de fotos y al final, me vino justo para hacer tres deprisa y corriendo, pero no me importa, disfruté un montón, me encantó conocerte, se nos pasó el rato volando, nos dejaste “volar” contigo.

      El nombre de tu hija, Victoria, me encanta, no porque sea mi segundo nombre, sino porque era el de mi madre. Y, gracias, ya sé que el tiempo suaviza, aunque nunca deje de “escocer”…

      Esos otoños de colores que nos deseas, esperamos compartirlos contigo.

      Un beso enorme. 🙂

  14. Efectivamente yo también pienso que vivir es atardecer
    y con esa mirada poética
    vivir, es más bonito

    dulce sea el atardecer de esta comunidad…!

  15. Pingback: TU ERES PARA MI | AventArte

  16. Pingback: OTOÑO DE VIDA | AventArte

  17. Pingback: COMO AGUA DE PRIMAVERA | AventArte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s