AventArte

Un lugar de cuentos, imágenes y sentimientos.

“¿Y AHORA QUÉ…?”

13 comentarios

“Sabemos, pero a veces se nos olvida que sabemos, que nada es para siempre”

(De la película “Lugares Comunes” de Adolfo Aristarain)

Efectivamente, si a cualquiera de nosotros nos preguntan ¿Tu crees que vas a vivir para siempre? Contestaremos totalmente seguros: NO. Y si nos preguntan ¿Tu crees que tus seres queridos van a vivir para siempre? La respuesta, seguramente será ¡Pues claro que no! Si además, aquel que nos pregunta nos dice: ¿Y crees que todas las cosas que te rodean, trabajo, casa, amigos, etc van a estar siempre ahí, igual, sin que nada cambie? Empezaremos a pensar que está tonto y le contestaremos algo así: “Pues no, en la vida, todo cambia”

Pero a veces, se nos olvida.

Vivimos como si todo fuese a durar eternamente, como si pudiésemos controlar lo que va a ocurrir al día siguiente, al mes siguiente, al año siguiente…

Y de pronto, una pérdida inesperada hace que nuestros cimientos se tambaleen y aquel edificio tan sólido sobre el que habíamos construido nuestra vida se haya convertido en ruinas y nosotros, nos quedamos sentados entre los escombros sin saber como volver a levantarnos.

Cuando un albañil aprende su oficio, se le enseña como volver a levantar de nuevo una pared que se ha derruido.  Casi siempre, puede aprovechar los mismos materiales que le sirvieron para levantarla la primera vez, aunque tenga que limpiarlos y desechar algunos que ya no sirvan. Tendrá que comprar algún material nuevo o pedir prestada alguna herramienta a algún amigo, familia o vecino. Y posiblemente necesite algún consejo de algún otro compañero de la construcción o del maestro de obra.

Cuando realice todo esto, la pared que haya levantado le habrá costado mucho más esfuerzo y le habrá llevado más tiempo que la primera, pero será mucho más sólida porque se habrá levantado sabiendo, por experiencia, que existe riesgo de que se caiga.

A nosotros, sin embargo, desde que nacemos se nos enseña a conseguir cosas.  En la familia, en el colegio, en el trabajo… pero nadie nos enseña a perderlas.  Nadie nos enseña que hacer con esos pedazos.  Como volver a construir algo sólido con los restos de lo que ha quedado.

Y nos quedamos ahí, entre las ruinas, hasta que algo nos hace reaccionar.

Anabel García Capapey
Terapeuta Gestalt
Anuncios

13 pensamientos en ““¿Y AHORA QUÉ…?”

  1. Creo que este texto de Anabel llega en el momento oportuno.

    Hace unos pocos días nos despedíamos de Aitor y de Fernando, el miércoles pasado fue el primer cumpleaños de mi madre que ya no pude felicitarla y ayer estuvimos en la presentación del libro de Pilar Moros, “A mis hijos”, donde compartimos ese momento con “Héroes” que siguen adelante tras una pérdida tan dolorosa como la muerte de un hij@.

    Estas palabras de Anabel, se ven muy bien reflejadas en su relato “La Fuerza de la Vida“, que publicamos hace unos meses.

    Espero que os guste tanto como a mi.

  2. Para todos aquellos que sufren la pérdida de un ser querido. Especialmente para Laura y Emilio a los que conocí ayer. Ellos han perdido una hija de diez años (Luzmila) y tienen el deseo de formar un grupo de padres con hijos fallecidos. Su blog es HORE SHAKUL padres de hijos fallecidos. Me gustó mucho hablar con ellos ayer y hoy que he pasado más de dos horas en su blog y que he podido seguir la evolución de su dolor creo que son una pareja con una gran fuerza y muchos deseos de seguir viviendo. Y de seguir viviendo bien, aunque acompañados siempre por ese dolor.

    Para Ana y Félix que han vivido la fecha del cumpleaños de su madre sin poder celebrarlo con ella.

    Para todos aquellos que lloran una pérdida

    QUISIERA
    Acunar tu dolor en mi costado
    que mi canto derrumbe tus barreras
    protegerte en la noche con mi arrullo
    y que mi amor se lleve tu tristeza.
    Dormir tu corazón entre mis manos
    que tus ojos descansen en los míos
    que tu pecho se abra a mis abrazos
    y que mi voz te lave.
    Como un río.

  3. Cuando pasas por esta experiencia tienes la oportunidad de conocerte realmente y a su vez conocer a los que te rodean…
    Las personas actuamos de maneras diferentes y no en todos los momentos estamos a la altura…
    Ayer sentí… cuando te giraste y comenzaste a hablarme que sabías lo que me pasaba…
    No hace falta vivir todas las experiencias de los otros para entender qué es el dolor…
    De una manera u otra todos convivimos con el dolor… solo que muchas veces le damos la espalda.
    Y tú me has mirado de frente…
    Cuando murió Ludmila me hice esta misma pregunta… y ahora qué?
    Tanto dolor te impide moverte… incluso respirar… pero mi hija amaba la vida…
    Ella en algún sentido me parió a mí… porque yo empecé a vivir cuando ella nació…
    Ludmila no eligió morir, sólo se fue cuando llegó su momento…
    Gracias a ella yo sigo aquí… y en su honor debo hacerlo como ella lo hacía… SONRIENDO…
    A pesar de las lágrimas… a pesar del dolor… sigo…
    Sigo hasta que me llegue la hora y vuelva a encontrarla…
    Así es la vida…

    Gracias Anabel por tus palabras y gracias también por darme la posibilidad de conocerte…
    Un beso muy grande

    • Podemos seguir en contacto a través del blog. Y si lo deseas, podemos quedar a tomarnos un café y compartir emociones y reflexiones. Sé que nos vamos a entender. Yo también sentí que nuestras almas se tocaron cuando se cruzaron nuestras miradas.
      Ha venido mi hija que estudia en Madrid y hemos entrado juntas a vuestro blog. Le he mostrado vuestras fotos, hemos leído la historia de Gael en el colegio (¡Qué lástima de profesores tan mal preparados. Yo imparto cursos para profesores sobre comunicacion emocional y acercamiento a las emociones del alumno, pero realmente hay una gran carencia de formación sobre estos temas) hemos compartido también tus “desearía” los cuales te pediré poder utilizar cuando trabaje con algún grupo de duelo y hemos leído la carta de Leandro a Emilio. Así es como yo veo que deben funcionar las familias que después de separadas siguen queriendo lo mejor para sus hijos. Conseguir que con el tiempo, mucho respeto y mucho esfuerzo se trabaje en la misma dirección ¡cuanta energía desperdiciada en tratar de desvalorizar al otro! Hay una película preciosa que ahora no recuerdo el título (Julia Roberts y Susan Sarandon) en la que la madre de los niños tiene cáncer y sabe que sus hijos van a convivir y educarse con la novia de su ex-marido. Por un lado, está el deseo de demostrar que es mucho mejor madre de lo que la otra será en su vida y por otro, el amor que siente por sus hijos le mueve a dejarlos lo más acogidos y adaptados a la nueva situación que sea posible.
      La verda, Laura, me cuesta dejar de hablar contigo. Deseo de corazón que sigamos en contacto.
      Un gran abrazo, de corazón a corazón.

  4. El sábado celebrábamos con mis padres sus bodas de Oro. Creo que es un lujo poder deciros que sólo “faltaba” una amiga de mi madre, a la que represntó de forma maravillosa su hija Raquel. Queríamos disfrutar del día dando gracias porque la “Ley de Vida” (Padres-hijos-nietos) ha sido generosa con nosostros.

    Mis padres lloraron por la ausencia de los suyos, yo espero, en mis bodas de oro, si tengo que llorar, hacerlo solo por ellos, creo que para eso estamos preparados, para otra cosa, no.

    P.D. Que poemas más acogedor … Felicidades Anabel!

    Un besico amigas!

    • ¡Felicitaciones a tus padres! Me alegra que lo pasarais bien, es muy hermoso llegar a las bodas de oro.

      No sé que pasa con el “duende” que controla nuestro blog, que te debe tener manía, porque siempre mete tus comentarios al spam y mira que he intentado convencerlo, pero nada, él insiste. En cuanto veo que hay un comentario aguardando en la carpeta de spam, pienso “¡Ya está, otra vez Susana castigada!” 😉

      Besos guapa.

    • el futuro no existe
      y el pasado existió,
      ahoga el presente instalado en deseos y recuerdos,
      como reconforta una mano, una voz, unos oidos amigos
      cuando nos adentramos en esos túneles de tinieblas y oscuridad!
      te tiendo la mía anabel, tras estas letras
      esperanza es la palabra,
      celebra lo que tienes porque es verdad
      y lo que tuvistes, también
      que la vida es sueño y en ese sueño, todo es posible
      que la felicidad es un instante furtivo,
      precioso
      atrápalo, que nos lo merecemos!
      que el amor te acompañe siempre

      • Muchas gracias Ferrán, unas palabras preciosas.

      • Muchísimas gracias, Ferran. Tienes razón. Los deseos pertenecen al futuro y los recuerdos al pasado. Un presente que se instala entre deseos y recuerdos ahoga e impide disfrutar de la verdad de lo que se tiene en ese momento.
        Acepto la mano que me ofreces y los oídos y las palabras que me regalas desde este blog. Cuenta también con la mía.

  5. Realmente es muy difícil levantarte cuando estás en ruinas, es complicada la reconstrucción de un corazón. Me ha gustado mucho la metáfora con el constructor. Creo que es imposible aprender a perder seres queridos.

    • Yo también lo creo, Marcos. Pero sí creo que se puede aprender a levantar algo sólido con todos los restos. Uniendo el dolor, el amor que se sigue teniendo y que siempre se tendrá por el ser querido y todo lo aprendido de la experiencia seguir viviendo. Y como me decía Laura el otro día: “No sólo quiero vivir, sino vivir bien”.

  6. Anabel… querida!!!
    Me emociona todo lo que me dices…
    Todo lo que está escrito en el blog sale del amor que le tengo a mis hijos… no es un esfuerzo para mí entrar en el… desandar las telarañas y volver a construir… porque todo está basado en el amor…
    Podemos quedar cuando quieras… o mejor… cuando puedas…
    Ahora me urge decirte que por favor… POR FAVOR… le digas a tu amiga Dolores y a José que por supuesto siempre tengo tiempo y más si es para hablar con ellos…
    Mi experiencia… aunque corta, intensa… me demuestra cada día lo importante que es acercarse a otros que están pasando por nuestra misma situación…
    Por supuesto hay otras muchas personas… como tú… que están dispuestas a ayudarnos…
    Tenemos que dejar que nos arropen… nos hace mucha falta…
    Muchos besos y muchas ganas de seguir en contacto…
    (Usa todo lo que quieras del blog)
    Te agradezco de todo corazón

  7. Pingback: ÉRASE UNA VEZ… EL CUENTO COMO RECURSO DIDÁCTICO | AventArte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s