AventArte

Un lugar de cuentos, imágenes y sentimientos.

COMPARTIENDO SUEÑOS

15 comentarios

Qué nadie – Manuel Carrasco y Malu

Hoy, 25 de noviembre, Día Contra la Violencia de Género, dos amigas nuestras nos han regalado sus reflexiones en forma de poema y de relato.

A una de ellas la conocéis, Mª José Pellejero, la otra es Azucena Lorente. Azucena es una de las alumnas-maestras (las llamo así porque no sé si aprenden más ellas o yo) del curso sobre Inteligencia Emocional que imparto en la Asociación de vecinos de Delicias.

Tiene 84 años. Viene sola y sin falta, todos los lunes a nuestra cita y nos regala unos preciosos poemas que ella misma nos lee. Es una mujer tranquila, dulce, muy, muy sensible y dan ganas de tocarla, abrazarla, quererla y dejarse querer.

Hace mucho tiempo que escribe. Cuenta que se sentía sola en el pueblo al que se mudó al casarse y comenzó a trasladar sus sentimientos al papel. En este pueblo, Montón, vivió veinticinco años en los cuales, su marido y ella regentaron una panadería. Al jubilarse su marido, se volvieron a Lumpiaque que es su pueblo de origen.

Hace unos años, su hija, sin que ella lo supiese, eligió de entre sus poemas los que más le gustaron e hizo mil quinientos ejemplares de un libro que regalaron a sus amigos y familia en una presentación que le hizo Miguel Mena.  No le queda ni un libro.

Sus compañeras y yo, la animamos a que haga más ejemplares y los ponga a la venta, pero a ella no le cabe en la cabeza poder cobrar por su obra.

El lunes pasado trajo el libro y su título me recordó a Mª José.  Los dos hablan de sueños, el de Mª José “Desde mis sueños” y el de Azucena “Quisiera seguir soñando”.  Para mí, en el tema de la violencia de género lo que más duro se me hace es pensar que alguien ha sido capaz de pisotear los sueños de la persona que le ama y de robárselos,  esta es la idea que quise reflejar en mi cuento La Rosa Varada, la misma que Susana expresa en su poema ¿Quién te robó los sueños?

Desde aquí, Ana y yo queremos unir nuestra voz a todos aquellos que luchan por que los sueños se hagan realidad, por erradicar la violencia, por el derecho de toda mujer a sentirse digna, valiosa y amada.

Como muestra de esas voces, ahí van el poema y el relato.

SENTIMIENTOS DE UNA MUJER MALTRATADA

Autora:  Azucena Lorente

Desde que nos conocimos
Extraña fue nuestra unión,
Tu eras el poder y la fuerza,
Yo, el amor y sumisión
Éramos como la rosa y la espina
Como el zarzal y la mora,
Como la yerba y la ortiga.
Pero fue total mi entrega
Y te quise tanto
Que me delataba con solo mirarnos.
Sembraste en mi huerto odio
Y floreció indiferencia
Es lo que siento por ti
No cabe rencor en mi conciencia
¿Por qué te ensañaste conmigo?
¿Por qué si te quise tanto?
¿Qué virus corroe tu alma
Para llevarte tan bajo?
Anémico de sentimientos
Parásito de mi amor,
Destruyes todos valores
Que tiene mi corazón.
El amor no tiene dueño
Surge y se queda dentro
Igual que viene se va
Y el nuestro ha muerto.

OJALÁ NUNCA…

Autora:  María José Pellejero

– De nuevo la plaza está vacía, no sé abuela porque te empeñas en venir todos los años este día y al mismo lugar, si todo está en calma, si todo está en paz.

–  Lo sé mi niña, lo veo mi cara angelical, pero hace muchos años, cuando tu abuelo era zagal, aquí veníamos las mujeres, queríamos reivindicar.

– ¡Oh qué palabra más rara! ¿Qué significado tendrá?

– Reivindicar, tesoro, es reclamar, pedir, exigir, proclamar, demandar que algo que sucedía terminase por cancelar una serie de barbaries que a las mujeres nos dejaba destrozas.

– ¡Qué exagerada eres! Si todo es normalidad, la plaza está tranquila, los coches circulando van, las mamis van de compras, las abuelas en casa están……

– Si, si, mi princesa, pero te quiero recordar que hace muchos, muchos años, cuando tú ni en sueños podías estar, ocurrían atrocidades, las mujeres eran el eje principal, pues morían maltratadas, sin excusas, sin piedad, sin poderse defender y sin poder siquiera gritar.

– Pero abuela,  ¿eso fue cierto? ¿Quien las quería dañar?

– El hombre que con ella estaba, el compañero ideal, ese que no entendía de derechos y mucho menos de igualdad, ese hombre que robó la vida, ese que mancilló la libertad, ese que se creía muy hombre, ese que mató a su otra mitad.

– Pero yaya ¿cómo los maridos a las mujeres las podían maltratar? ¿Cómo es posible que esposos las quisieran lastimar? ¡Estás loquita mi yaya, lo que te ha hecho la edad!

– Ojalá estos recuerdos fueran cosas de la edad, pero te juro pequeña que todo fue realidad, y cuando llegaba esta fecha nos queríamos juntar, las mujeres de este pueblo y en toda la capital, denunciando estas muertes, manifestando contrariedad, exteriorizando la repulsa al maltrato y crueldad. Hubo verdadero salvajismo, víctimas sin justificar, la saña se hacia manifiesto en los cuerpos con su mutilar. Y recuerdo una proclama que cantábamos sin cesar y decía:

¡Ojalá no hubiese día, ni año, ni fecha que conmemorar! ¡Ojalá que no sucediesen aniversarios ni actos solemnes, ni onomásticas por la misma causa! ¡Ojalá!

¡Ojala no hubiese recordatorios que recuerden crueldad, ni madres sin hijos, ni hijos sin pan! ¡Ojala!

¡Ojala sea el último día que nos juntamos! ¡Ojala!  Pero ese día, llegará.

– Ya llegó yaya querida, la plaza vacía está, ¿por qué sigues viniendo, si no hay nada que reivindicar?

– Vengo, porque no vuelva aquello que no debió de pasar; por aquellas mujeres que lucharon gritando libertad; por las que murieron víctimas en manos de un  animal; por las que dejaron su vida en una temprana edad; por las que callaron y no gritaron al sentir la primera señal; por las que la violencia de género las alejó de su hogar; por las que disimularon sus marcas bajo gafas de gran capacidad; por aquellas que taparon sus oídos a la cruda realidad; por las que no tuvieron valor de denunciar; por las que un día hablaron y no se escuchó su verdad; por las que lloraron en silencio sin lágrima que derramar; por las que renunciaron a sus sueños y no los pudieron consumar; por las que huyeron de la lucha, porque era inútil luchar; por las que ahogaron sus gemidos entre las olas del mar; por las que dejaron a sus hijos sin tenerlos que dejar; por las que en secreto y en silencio gritaron libertad; por las que tuvieron la osadía de enfrentarse sin ganar; por las que dejaron el mundo sin tenerlo que dejar; por las que sus labios no besaron nada más que a los labios del mal; por las que el suspiro que dieron fue el exhalado final; y porque nunca, nunca jamás, tú mi nieta querida, tengas que a esta plaza llegar, a gritar lo que tu abuela tampoco hubo de gritar.

–  Ojalá  yaya, ojalá.

Anuncios

15 pensamientos en “COMPARTIENDO SUEÑOS

  1. Bueno, esto ha sido estupendo Azucena y Maria José. De verdad que os felicito. el poema es desgarrador, impactante y escalofriante. Me gustaría que Azucena pusiera su poemario a la venta porque yo sería un seguro comprador. En cuanto a Maria José, que me ha encantado la manera de escribir su relato, con ese ritmo y esa influencia poética en un tema tan cruel. Estupendo relato y estupendo poema, una buena dupla para una reivindicación que siempre estará presente.

    • Gracias Marcos.

      No podría estar más de acuerdo contigo, son un poema y un relato estupendos. Yo también sería compradora de ese poemario de Azucena.

      Un beso.

      • Pues ya seríamos tres. Yo también me apunto a comprar el libro de Azucena. Todos los poemas suyos que yo he leído son así, de una sencillez entrañable y al mismo tiempo de una gran intensidad. Como ella.

  2. Hola amigas/os, jejej, porque parece que empezamos a ser una pandilla como la de Anabel.

    En primer lugar felicitar a María José y Azucena, y agradecerles que compartan con todos nosotros esos sentimientos trasnformados en poesía (entiendo que ábas lo son).

    En segundo lugar, quería contaron que hace un par de días formé parte de un Jurado para elegir tres microrelatos relacionados con la vilencia de género y escritos por jóvenes de 13 a 18 años. De los muchos, muchos micros que había, lo que más me llamó la atención es que en casi todos ellos había sangre, destrución y muerte, y los estereotipos de mujer y de hombre eran muy marcados.

    Me preocupa que los jóvenes necesiten visualizar las lesiones físicas para reconocer los malos tratos. Hummm…Creo que algo no estamos haciendo bien los adultos.

    Preciosa entrada en un día como hoy, y como siempre, me han entrado ganas de compartir con vosotros mis cosillas.

    Un besico!

  3. Hola Susanica,

    A nosotras nos encanta compartir contigo tus cosillas y las nuestras.

    Estoy pensando lo que comentas de los jóvenes, desde luego no se puede generalizar, pero si que es muy interesante lo que dices. Desde luego el maltrato no es solo sangre, destrucción y muerte, hay otros más contenidos, pero igual de violentos, creo que el poema de Azucena sería un buen ejemplo. Tal vez tendríamos que abrir una vez más la eterna pregunta de si los medios de comunicación le dan el trato adecuado a estas situaciones, lo que más vende es precisamente “la sangre, destrucción y muerte”. Pero seguramente tampoco es solamente eso, deberíamos preguntarnos también si en casa, en nuestro entorno, hablamos del tema y qué enfoque le damos. Desde luego, es un tema complicado.

    Besicos. 🙂

    • Susana, yo también creo que algo estamos haciendo mal. Hoy comentaban en el telediario que la violencia de género se da en personas cáda vez más jóvenes (hablaban de parejas de 12 y 13 años) Los chicos sienten que protegen a su pareja si le impiden llevar ropa que haga que las miren otros chicos, si les impiden hablar o relacionarse con otros chicos etc. Y ellas aceptan esto como una forma de amor, sintiendo que así su pareja se preocupa por ella.
      Hay que trabajar más en las casas y en los colegios. Hacemos muchos cursos, conferencias, manifestaciones etc el día contra la violencia de género, pero a estos actos no acuden los jóvenes, sobre todo los muy jóvenes, y además, nos olvidamos trabajar el día a día directamente con ellos, con los mensajes que a ellos les llegan. Ya nadie les cuenta lo que ha costado a las mujeres de nuestra generación lograr la independencia, y creen que esto se ha conseguido en las tapas del Danone o que siempre ha estado ahí.
      Como nos transmite Mª José en su relato, hay jóvenes que ya no entienden esa lucha y quizás hoy esté más viva que nunca.

  4. Con lo fácil que sería todo con una sola palabra…

    R E S P E T O

    Respeto hacia uno mismo
    Respeto hacia el prójimo
    Respeto a las ideas aunque no sean como las mías
    Respeto a los sentimientos aunque no me correspondan
    Respeto… siempre respeto.

  5. preciosa la poesía y el relato ¡felicidades a las autoras! y gracias por compartir. Las fotos que ilustran la entrada también bellísimas (a mi sigue sin dárseme ese ojo necesario para que queden bonitas).
    La violencia está más presente en las escuelas no sólo entre las parejas sino también entre compañeros (el bullying o acoso escolar) y eso muestra que los adultos hemos dado un pésimo ejemplo a nuestros hijos, que han aprendido así a solucionar las diferencias que pueden tener. La mejor manera de enseñarles como tratar a otros es que nos vean a nosotros haciéndolo con respeto, honestidad, cariño…que las diferencias se arreglan llegando a acuerdos, con palabras. Ojalá podamos hacer de este un mundo mejor del que era cuando llegamos…

    • Gracias, guapa. Sobre las fotografías, la primera pertenece a una serie que Ana hizo sobre naturaleza enrejada y que a mí me gusta muchísimo. Viene muy bien con el tema pues en todas ellas se ve que aunque traten de enrejar y de atrapar la belleza y la vida, estas luchan y consiguen escapar del enrejado. Y curiosamente, todavía se aprecia más su belleza.
      Un abrazo

  6. Ya somos cuatro, también me encantaría continuar leyendo a Azucena. Queridos amigos, me gusta esta comunicación, este diálogo, pero sobre todo lo que más me sobrecoge es que haya dos bandos, los que matan y los que defendemos, unos tan escasos y otros tan numerosos y no podamos con ellos. Palabras bonitas, manifestaciones, proclamas, todo hoy y mañana?
    Mañana todos con Anabel, todos de una forma u otra estaremos contigo, en presencia o en esencia.
    Esta noche que es presente, descansa para cuando llegue mañana que ya será hoy, puedas disfrutar y hacernos soñar con tus cuentos.
    Gracias a todos los que estáis escribiendo vuestras opiniones, cada uno arrimamos el hombro de la manera que sabemos, pero vosotros con vuestras palabras de ánimo y cariño nos hacéis emocionarnos. Gracias por emocionarme.
    Un beso

  7. Preciosas poesías, reflexiones, textos…Gracias!!

  8. Muchas gracias por leernos y por vuestros comentarios, eso es lo que hace hermoso este blog. 🙂

  9. gracias por todo estoy muy emocionada y el relato de m-jose me ha gustado mucho. Con la ayuda de mi hija y cuando pueda me enseñara esta pagina. Ahora os voy a dejar unos pensamientos de mi libro y un poema chiquitín.
    “El vivir sin esperanza es como estar muerto” “Un egoista nunca podría ser buen amigo”. “La solidaridad une sentimientos”

    El beso

    Por un beso tuyo
    me desvelo de noche,
    con un beso tuyo
    sueño de día,
    de noche y día, tus besos…
    me dan la vida.

    En tus besos siento
    tanto amor…
    y es chispa en tus ojos,
    que es todo un mundo
    en mi corazón.

    • Azucena, bienvenida y sobretodo muchísimas gracias por dejarnos tu poema. Estás en tu casa.

      Los pensamientos que nos dejas maravillosos y el poema chiquitín… me ha dejado sin palabras, por eso te mando un beso. 🙂

  10. Hola Azucena. “mientras exista un poeta, habrá poesía” gracias por regalarnos trocitos de ti, pedazos de experiencia, momentos de sueños, tus alas crecidas por el paso de los años, que nuca se cierren aunque no puedan planerar que se mantengan abiertas en tierra firme.
    Un placer leerte. Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s