AventArte

Un lugar de cuentos, imágenes y sentimientos.

SI LA VIDA TE DA LIMONES…. ¡HAZ LIMONADA!

23 comentarios

A veces, cuando menos lo esperamos, la vida deja en nuestra puerta un saco de limones.

Tenemos varias opciones:

– Dejar que se pudran en la puerta. A mi, esta opción no me gusta mucho, sobre todo, porque al cabo de unos días, huele fatal cuando entras a casa.

– Meterlos en la nevera y comerlos a palo seco. Lo malo es, que si comes demasiados se te va agriando el carácter sin darte cuenta.

– Hacer limonada. La verdad es que esta es mi preferida. Teniendo en cuenta que se puede tomar fría o caliente, es una buena bebida para cualquier época del año.

Ingredientes:

Además de los limones que nos trajo la vida, nos hace falta una jarra llena de lágrimas de azúcar. Le da un sabor un poquito amargo, pero sienta muy bien.

Necesitamos también unas cuantas hojas de Hierbabuena y de Mejorana.

Unas gotitas de licor, de ese que llaman Quitapenas.

Cortamos los limones por la mitad y los dejamos toda la noche, abiertos a la luz de la luna, para que les vaya llegando algún rayito de luz.

A la mañana siguiente, los exprimimos directamente con las manos, sintiendo como su acidez nos desincrusta los viejos rencores, los malos recuerdos y los amores rotos.

Vertemos el jugo en la jarra de lágrimas de azúcar y le añadimos la Hierbabuena y la Mejorana, que van de maravilla para “mejorar” los ánimos decaídos y recuperar los sueños perdidos.

Removemos, sólo un poco, para que no se agiten los ingredientes, y servimos sobre sentimientos de hielo bien picaditos a mano, con la maza de la conciencia.

Para su presentación, utilizar la mejor cristalería. Si la que tienes no es de tu gusto, es un buen momento para comprar una nueva.

Rodea el borde de la copa con azúcar integral de aceptación y no olvides añadir un par de gotitas de licor Quitapenas.

Recuerda que si tu ánimo no está muy templado, puedes tomar la limonada bien calentita. A poder ser, acunada, cómodamente, entre unos brazos amorosos.

Anuncios

23 pensamientos en “SI LA VIDA TE DA LIMONES…. ¡HAZ LIMONADA!

  1. He pensado que después de mi entrada anterior, esta receta de Anabel nos iba a venir bien.

    Ahora que nos están dando tantos “limones” a ver que hacemos con ellos…

    🙂

  2. ¡Humm! Al ver las fotos se me ha hecho la boca agua. Me apetece un buen vaso de limón con miel, bien calentito. Además, el otro día leí que el limón es un potente anticancerígeno, además de todas las propiedades que ya le conocemos.
    Me encanta la foto de la gota. Y la que se ven las gotitas escurriendo del limón….Bueno, todas,
    Un abrazo

  3. Yo cada vez que veo un limón ( y con tus fotos todavIa más) me acuerdo de los mojitos que hace mi suegra !! Ja,ja,ja !!

    En teoría se hace con lima, pero ” a falta de pan, buenas son tortas” …. ;-))

    Besos, y felices Fiestas del Pilar !!!

    • ¡Mojito! ¡Qué rico!!!

      Felices fiestas para vosotros también, aunque estéis lejos y un océano nos separe los buenos sentimientos tienen que llegar a todos.

      Besos.

  4. Carpe diem jejjeje, muy buena entrada, hay que aprovechar lo que te da la vida. Salgo al huerto a por un par de limones (tengo dos limoneros que aun tienen limones) y me preparo la receta, pero calentito, que no está el día para bromas…

    Besicos!

  5. Muchas gracias…me encanta la limonada!! tomo nota!!
    (He dejado un comentario en la entrada anterior…no lo he visto…¿lo habré perdido?…este blogger, últimamente no se porta bien conmigo…en fin…).
    Espero que tengas un buen día!!
    Besos!!

    • Hola María,

      Ya está solucionado lo de tus comentarios. Son estos ordenadores que cuando piensan solos son muy peligrosos y te habían bloqueado.

      Besos.

  6. Curioso el título d eeste post. En “The ghost of Tom Joad” Bruce Springsteen canta precisamente esta frase: “La vida te da limones…¡haz limonada!” en una de sus canciones. A Bruce le encanta la limonada, dice que es lo más saludable que existe.

    • Marcos ¿también eres un experto en Bruce? Reconozco que no es de mis favoritos, no lo llevo en el MP3, pero si tiene títulos como ese, igual tengo que hacerle más caso.

      Besos,.

      • Yo no conocía esta canción de Bruce Springsteen, pero igual sí que la he oído y no he entendido su significado (esto de no saber inglés…). En fín, que cada día tengo más claro que , a veces, lo que en un momento no ha salido como yo quería, con el tiempo ha resultado ser lo mejor que me podía haber pasado. Trabajos o parejas perdidas que en su momento vivimos como una tragedia y luego nos han llevado a encontrar algo infinitamente mejor…
        Vivimos como los salmones, todo el tiempo nadando en contra de la corriente y eso requiere la mayor parte de nuestras energías. Sin embargo, si nos dejamos llevar por la corriente y desembocamos ahí donde el río de la vida nos lleva, hemos recorrido el camino descansados y disfrutando el paisaje.
        Cuando murió mi hermano, sentí que era horrible y totalmente injusto. Si en aquel momento alguien me hubiese dicho que había cosas que yo podía aprender sobre este asunto le habría partido la cara. Pero con el tiempo, me he dado cuenta de que a pesar de que sigue y seguirá siendo uno de los acontecimientos más dolorosos de mi vida, me ha enseñado a valorar más a las personas que tengo cerca, a ser consciente de cuánto me importan y lo que valoro que estén a mi lado. Me di cuenta también de lo grande que era el amor por mi hermano y de lo que él representaba en mi vida. De ahí surgió también mi deseo de ayudar a otras personas que pasan por una situación parecida y mi formación en terapia y en duelo…
        Podría seguir, pero os invito a que si alguien tiene alguna historia sobre limones que se han convertido en limonada, la comparta con nosotros.
        Un gran abrazo.

      • ¡Hola Anabel!:
        No te conozco pero lo que has contado sobre tu hermano me ha conmovido mucho, pues yo perdí a mi hermano pequeño en julio del año pasado…Si bien es cierto que la experiencia que pasé y estoy pasando ha sido y es lo peor de mi vida…hay una parte de mí que piensa que ese amor que nos prodigábamos mutuamente él y yo, es un amor que sigo ofreciendo a los míos…porque aunque me cuesta horrores tengo que aceptar que su pérdida te hace ser una persona nueva a la fuerza, porque ya tienes que hacer tu vida sin él con ese abismo en tu corazón, no te queda otra que seguir adelante…por los demás y por ti mismo…y es que en realidad se lo debo a él, es mi responsabilidad en el duelo que sepa todo el mundo que mi amor por él nunca acabara, casi inconscientemente ese amor tan puro se transforma en intentar hacer feliz a los demás..
        Mi hermano sólo tenía treinta años y ocho días cuando por un accidente perdió su vida, éramos cuatro hermanos, su perdida nos ha afectado a todos muchísimo, a mi madre sobretodo. Estamos marcados para siempre unos días se lleva mejor y otros peor, lo que causa mas impotencia que antes de
        su muerte nadie pudo hacer nada por ayudarle, y después de su muerte tampoco………………se lleva muy mal………………y le echo tanto de menos……………………………………………….Todavía me pasa que voy por la calle, en el coche y veo a alguien que le se le parece de lejos y me da un vuelco el corazón, casi siempre cuando me acerco no se le parece en nada, pero la impresión ya me la he llevado. Supongo que el hecho de no poder verlo cuando falleció hace que mi inconsciente todavía lo esté buscando…………………………………………………………
        Gracias, un saludo
        mari carmen

  7. Aquí os dejo a Bruce, creo que es esta la canción que dice Marcos, la he puesto traducida porque creo que merece la pena entenderla y de ahora en adelante voy a prestar más atención a sus canciones

  8. Yo también tengo una historia de limonada.

    Mi historia comienza un día de Julio, un bonito día de verano, mi madre había ido al médico con mi hermano. Cuando salió la enfermera a llamarlos les pidió que mi madre esperara en el pasillo, ya os podéis imaginar para qué, aquel día nos enteramos que a mi madre se le había reproducido el cáncer y que había vuelto con muy malas intenciones, le quedaba muy poco tiempo, no sabíamos cuanto. Durante los seis meses que aguantó, muchos días tuvimos limones en casa, algunos días bien amargos, pero con todos ellos hicimos limonada, nosotros utilizábamos un ingrediente especial que era muy bien distribuido por mi hermano LA RISA, eso le daba a la limonada un dulzor exquisito. Fueron días difíciles pero también muy hermosos, durante ese tiempo aprendimos muchas cosas y sobretodo nos dimos cuenta lo importante que es tener cerca a las personas que queremos.

  9. Bueno, yo creo que lo bueno de probar el amargo gusto de los limones es que cuando pruebas algo dulce, te sabe mucho más dulce y bueno. No quiero decir con esto que es bueno que los comamos, ¡ójala no fueran tan amargos! sino que despues de comerlos cualquier cosa es más dulce.
    Muchos besicos.

    • Por desgracia no podemos escoger cuántos limones ni si serán más o menos amargos, pero como nos dice Anabel, tendremos que tratar de hacer con ellos la mejor limonada que podamos.

      Besos hermosa.

  10. Toda una alegoría. Es difícil que te apetezca la limonada, cuando uno tiene los sentidos apelmazados por la acidez de los tiempos que corren. Por suerte, el azucar hace milagros. Eso y la búsqueda del provecho de lo que la vida nos da (inherente al ser humano) hace que la vida sea un poco menos ácida. (las fotos, magníficamente nítidas)
    Saludos

    • Pues mira Alejandro quizás precisamente estos son los mejores momentos para hacer limonada, una bien grande nos puede salir con tantos “limones”.

      Me alegra que te hayan gustado las fotos, gracias.

      Un beso.

  11. 😀 en mi tierra los limones son del mismo tamaño, pero verde bandera. Se del color de tus fotografías cuando ya se están pasando. En fin, que es una receta excelente. Aquí se estila ponerle a la limonada una semilla de chía (que tiene muchas propiedades curativas) o hacerla de limón y molerle en la licuadora uno o dos pepinos, lo que la vuelve muy fresca y diurética. Nunca la he probado con mejorana o hierbabuena pero seguro sabe muy bien ¡lo probaré!
    un beso,
    Ale.

  12. ayyy ando espesa y ni yo entiendo mi comentario: los limones aquí son color verde bandera y son amarillos como los de tu foto pero cuando están por echarse a perder.
    😉

    • Se te ha entendido perfectamente Ale, lo que no conozco es la semilla de chía, tal vez tengamos algo parecido por aquí, ya investigaré.

      Un beso. 🙂

  13. Pingback: OPERACIÓN SISSI | AventArte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s