AventArte

Un lugar de cuentos, imágenes y sentimientos.

CAMBIO DE PLANES

6 comentarios

En nuestros planes para este fin de semana no se encontraba desplazarnos a Ejea de los Caballeros (Zaragoza) y compartir un soleado día, una estupenda comida y una interesante tertulia literaria con el Club de Lectura de Ejea y el escritor Luis Borrás.  Pero Susana nos llamó y nos propuso compartir todo esto con ella y con sus amigos del club. Nosotras no podíamos rechazar una invitación como esa, así que hicimos un cambio de planes y allí que nos fuimos, acompañadas de nuestros respectivos que fueron tan amables de llevarnos en coche y luego recogernos, mientras ellos y el marido de Susana hacían frente a la espera ante una “sencilla comidita” en el restaurante de Biel (si alguien no lo conoce, que no se lo pierda).

Fotografía cedida por Susana Hernández

Conocimos a los miembros del Club de Lectura, a los que queremos agradecer su acogida y con los cuales nos sentimos como uno más, y a Luis Borrás, que se desplazó desde Madrid para asistir a esta tertulia.

Antes de la comida, disfrutamos con Luis de un paseo por Ejea y de unas cañitas. Allí nos reímos como si nos conociésemos de toda la vida, la verdad es que estando Susana esto es fácil,  compartiendo anécdotas y conociéndonos un poquito. Luis es un gran aficionado a la fotografía y ya os podéis imaginar que con Ana no le faltó conversación.

Después, aproximadamente veinte personas nos reunimos para comer y charlar. Luis nos fue desgranando como habían ido surgiendo las ideas para estos inquietantes relatos que ha escrito y que están recogidos dentro de un pequeño libro titulado “Cambio de planes”.

El libro es una colección de relatos cortos, algunos de una sola página, la mayoría de ellos con finales abiertos para que sea el lector y sus propias vivencias, quien decida cómo y cuando quiere que termine.

Este es otro de esos libros que no deben leerse de una sentada, aunque reconozco que es muy difícil soltarlo una vez que has leído un par de relatos.

Cada uno de ellos cuenta una historia impactante, con muchas lecturas e interpretaciones. De hecho, una de los temas que más algarabía provocaba ayer en la tertulia era saber el porqué de alguno de los comportamientos de los personajes y de las decisiones que habían tomado. Sobre todos ellos fuimos hablando con Luis Borrás, sobre nuestras impresiones como lectores y sobre los motivos que le llevaron a escribir cada uno de estos relatos.

aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Se nos pasó la tarde volando y Luis debía regresar a Madrid.  Nosotras nos reunimos con nuestros “chicos” y todavía pasamos un ratito en casa de Susana.

Volvimos a Zaragoza con la sensación de que aunque en el libro de Luis Borrás esto casi nunca sucede, en esta ocasión, para nosotras había resultado estupendo este cambio de planes.

No os perdáis el libro y para muestra aquí os dejamos uno de los relatos, que por las fechas que vienen quizás sea el más apropiado, uno nunca sabe…

BUENA SUERTE

La suerte tiene estas cosas.  Estos caprichos.  Y por una vez la he conocido.

Aquella era la noticia con la que comenzaban todos los telediarios, las imágenes de toda aquella gente saltando, gritando, llorando, abrazándose, agitando botellas de cava como si fueran corredores de fórmula uno.  Brindando por su buena suerte.

Lo de todos los años.  Mientras ellos se emborrachaban de felicidad yo me dedicaba a romper los décimos convertidos en papel mojado.  Maldecir a mi mala suerte.

Pero entonces lo vi.  Entre los agraciados con el gordo, saltando en la calle con el décimo en una mano y una botella en la otra.  Era él.  Seguro.  Apenas había cambiado.  Ni siquiera se había puesto pelo para taparse la calva, operado la nariz para cambiar su perfil, dejado barba, algo para transformar su cara y evitar que pudiera reconocerlo.  Maldito cabrón.  Allí estaba, riéndose a carcajadas, echándole el cava a la reportera de televisión, cantando y saltando como si su equipo hubiera ganado la liga.

Presté atención.  Subí el volumen.  Era un pueblo de Leuret,  Administración única.  Vendido integramente.  Villa felicidad desde aquel día.  Todo el pueblo estaba en la calle celebrándolo.  Se acercó al micrófono y cantó el número imitando el tono de los niños de San Ildefonso, primer plano de su cara, y luego gritó la cantidad en euros.  Saltaba y chillaba como un mono loco.

Sonreí.  La euforia tiene esas consecuencias.  Te hace perder la cabeza, bajar la guardia, olvidarte.  No piensas que alguien puede verte; alguien que hace años que te busca .  Seguro que esta noche se dormirá con una sonrisa de oreja a oreja pensando en lo hermosa que es la vida.  Borracho de felicidad.  Sin acordarse del pasado.  Sin acordarse de mí.

Me queda una semana de vacaciones.  Mañana, cuando termine el turno, pasaré por casa, meteré algo de ropa en una bolsa , limpiaré la pistola y llenaré el cargador.  Cogeré el primer autobús hasta Leuret y de ahí a ese pueblo.  Le encontraré.  Será fácil.  Seguro que no se alegra de verme, seguro que se le quita esa maldita sonrisa de la cara.

****************************************************
Pedimos disculpas si aparece publicidad, al final de las entradas, para los visitantes no registrados. Es totalmente ajena a nosotras y fuera de nuestro control, ya que WordPress puede introducir estos anuncios al ser un blog gratuito.
******************************************************
Anuncios

6 pensamientos en “CAMBIO DE PLANES

  1. Fue un día estupendo. Disfrutamos de una agradable compañía y de una interesante charla, aunque ya os avisé que a partir de la segunda caña, digo más tonterías 😉

    ¡Estoy dispuesta a repetir! 🙂

  2. La verdad es que para mí fue un día estupendo, pude conocer a Ana, esta mujer que hace unas fotos tan maravillosas, y que resulta que no solo existe sino que es estupenda! y poder reencontrarme con Anabel… y Juntas conocer a Luis Borrás, porque después de leer su libro a mi, como que me daba un poco de miedo jejejeje, pero resultó un encanto de hombre y ya no me da nada, pero nada de miedo, aunque nunca iría con el a la montaña, a eso no llego (esto solo lo entenderán los que hayan leído su libro), y con mis amigos de Leídos y Liados lo pasamos genial, y nos dieron una comida estupenda en el Restaurante Aragón, que ya son como parte del grupo.

    En fin, que muchas gracias por venir a compartir el día con nosotros amigas de Aventarte, os esperamos para la próxima !!!!

    Besicos !

  3. Ya sabes que por nuestra parte, encantadas, Susana. Yo ya hice la propuesta de preparar un taller de “Cuentoterapia” para el Club de lectura” , así que ahora, vosotros decidis.

  4. Estupendo relato. Qué envidia de jornada la que vivisteis. Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s