AventArte

Un lugar de cuentos, imágenes y sentimientos.

CUENTOTERAPIA ANTE LA ADVERSIDAD

10 comentarios


Hoy queremos compartir con vosotros una actividad conjunta que hemos realizado en Ibercaja.

El curso que impartía era de Cuentoterapia y estaba incluido en un ciclo titulado “Creatividad ante la adversidad”.  Le propuse a Ana hacer algún trabajo en el que pudiésemos incluir la fotografía como herramienta para mover emociones y que luego estas emociones pudiesen plasmarse a través de un cuento o relato.

Elegimos nueve fotos con temas muy diversos y las fuimos poniendo en un video con música. Los participantes tenían que poner a cada foto una palabra o frase con aquello que les sugería.  Después se trataba de elegir tres de ellas y con lo que te movía escribir un relato.

Salieron muchas cosas interesantes; emociones y recuerdos dormidos; miedos superados y algunos que aún están con nosotros; conciencia del amor que sentimos por aquellas personas que nos iluminaron; retos por cumplir; caminos por recorrer; esperanzas…

Es imposible compartirlo todo, pero os vamos a mostrar algunos.  El de hoy nos lo ha cedido María Celma.

Nuestra historia habla de una niña, que como cualquier otra niña tenía muy buenos amigos y unos papás que la querían tanto…

Todo parecía ir bien en la vida de la niña, no había motivo aparente para que la niña no fuera feliz pero, y que quede entre nosotros, no lo era.  Parecía tener siempre un nubarrón encima de la cabeza y que según pasaban los días, se iba haciendo cada vez más y más grande… tan grande que no le dejaba ver el color de las cosas y todo lo que veía era de color gris.

A veces a la niña le gustaba ir al parque y pasear entre los árboles y las flores, y respirar bien fuerte.

Alguien le dijo alguna vez, que si cogía una margarita y le arrancaba sus bonitos pétalos mientras decía “me quiere/no me quiere”, sabría si la quería o no…

Ella no entendía porque si les hacía daño sabría si la querían o no… además, eso del amor le parecía muy complicado, por lo que se limitaba a olerlas y a imaginar de qué color serían.

Al final del parque, más allá de lo que los árboles permitían divisar, había un viejo puente de madera.  Nuestra niña siempre llegaba hasta allí y como no se atrevía a cruzar, imaginaba lo que había al final… quizás si se atreviese a cruzarlo… quizás entonces…

La pequeña notaba que la nube cada vez era más grande e incluso pesada, le costaba moverse. Entonces pensó…  ¿Y si soplo?

Y eso hizo… sopló, muy despacito, casi sin atreverse… pero la nube no se movió.  Pensó que seguramente si algo deseas con ganas tienes que esforzarte mucho, así que cerró sus ojos, inspiró muy fuerte y… SOPLÓ!

De repente se encontró pasando por el puente de madera. Con los ojos bien abiertos, andó, corrió, saltó… con alegría, como hace tiempo que no hacía, como hacía tiempo que no sentía…

Y al final del puente, ahí estaba, mucho más bonito de lo que ella había llegado a imaginar nunca…  la magia de un sol que llenaba el cielo de mil colores al atardecer.

María Celma Argaluza – Abril 2014

****************************************************
Pedimos disculpas por la publicidad que está apareciendo al final de las entradas, para los visitantes no registrados en WordPress.  Es totalmente ajena a nosotras y fuera de nuestro control, ya que WordPress puede introducir estos anuncios al ser un blog gratuito.
******************************************************
Anuncios

10 pensamientos en “CUENTOTERAPIA ANTE LA ADVERSIDAD

  1. Fue una tarde muy interesante. Para mi, también, un ejercicio fotográfico, exponiendo algunas de mis imágenes y confiando que inspiraran emociones.

    El cuento de María me parece precioso.

  2. Precioso! Ya me gustaría poder asistir a algún curso de creatividad!!

    • El 12 de mayo comenzamos otro de escritura. No trataremos de hacer literatura (aunque ya ves que salen unos cuentos preciosos) sino de escribir desde y para el alma. Lo que pasa es que te queda un poquito lejos…Gracias por tu comentario.

  3. La cuentoterapia parece una muy buena idea, sobre todo para emplearla con adolescentes

    • Funciona muy bien en general, pero con adolescentes creo que es una herramienta muy potente. Al trabajar con cuentos les parece que son algo inofensivo y dejan caer las corazas, por lo que el cuento les trabaja “a corazón abierto”. Para ellos es muy interesante el trabajo con los mitos. Si quieres saber algo más, ponte en contacto conmigo y te cuento. anabelgarciacapapey@gmailcom
      He visitado tu blog y me ha gustado mucho. He visto el corto “La semilla del recuerdo” y escuchado “Copla del sembrador” Yo trabajo mucho con profesores y también toco el tema del Duelo. He de decir que me han emocionado. Volveré a visitarte. Gracias por tu comentario.

      • Gracias por darme la posibilidad de ponerme en contacto contigo, me interesó mucho este tipo de terapia, te preguntaré por el correo todo sobre ella, para así poder compartirla con mis compañeros, pues nos estamos preparando para ser profesores de lengua castellana y comunicación 🙂
        Ese cortometraje me recuerda a mi abuelo, que después de 93 años llenos de vitalidad, trabajando la tierra con la picota, sembrando y cosechando y regando todos los árboles que ha sembrado; actualmente se encuentra en cama, tal cual el viejito del video, pero aún así, sigue resistiendo, la enfermedad al corazón ya no le permite sembrar ni hacer las cosas que hizo hasta hace unos meses, pero su espíritu sigue en pie, dando la batalla, la lucidez no lo abandona y las ganas de reír tampoco. Él, junto a mi abuelita se han convertido en mi ejemplo de vida 🙂
        Gracias, tu blog también me ha gustado mucho, publicas cosas muy interesantes.

        • Tienes que mandarme un correo. Tenemos muchas cosas de las que hablar. Me alegra que te guste el blog; es compartido con Ana Campo. Ella es quien hace todas las fotografías que aparecen y la que lleva la parte técnica.
          Respecto a lo que me cuentas de tu abuelo, espera a leer el próximo cuento que publicaremos enseguida. También salió del taller de Cuentoterapia en Ibercaja y la chica que lo escribió lo hizo pensando en su abuelo con quien le unía una relación muy especial. Seguro que te gusta.
          Ya te contaré con detalle, pero como está muy cerca, te adelanto que este fin de semana 26 y 27 de abril, tenemos en Zaragoza, taller de formación en Cuentoterapia con el tema “Los miedos en los niños y adultos” Lo impartimos María Valverde (que viene de Murcia) y yo. Es el sábado entero y el domingo hasta medio día. Si te interesa te envío información.
          Un abrazo y nos seguimos contando.

        • Oh me encantaría ir, pero estoy a un continente de distancia :/
          Sabes, por alguna razón no puedo enviarte el correo, cuando lo intento em aparece algo así “No se reconoce la dirección de correo electrónico “anabelgarciacapapey@gmailcom”. Soluciónalo y vuelve a intentarlo.”

  4. Pingback: CUENTOTERAPIA CONTRA LA ADVERSIDAD | AventArte

  5. Perdona. No me había dado cuenta de tu comentario. Al correo le falta un punto después de gmail
    queda así: anabelgarciacapapey@gmail.com
    Un continente de distancia es un poco lejos, pero podemos ir hablando. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s