AventArte

Un lugar de cuentos, imágenes y sentimientos.

LEGADO EN LOS HUESOS

3 comentarios

Baztán río árboles

Se acercó a la orilla pedregosa y susurró: «el río». Y su voz se convirtió en un eco que retumbó contra las paredes milenarias de roca madre que encajonaban el curso del agua. «El río», repitió. Entonces vio el cuerpo. Una chica de unos quince años yacía muerta sobre los cantos rodados de la orilla. Los ojos abiertos mirando al infinito, el pelo extendido a los lados en perfectas guedejas, las manos crispadas en una parodia de ofrecimiento con las palmas vueltas hacia arriba, mostrando el vacío.

 

Hace unos días visitábamos el Valle del Baztán, en la entrada que prepare para el concurso del blog “Lovely Baztán“, así que creo que podíamos seguir por la misma zona y aprovechar para hablar de “Legado en los huesos“, segundo libro de la trilogía del Baztán de la escritora Dolores Redondo.

De nuevo nos encontramos con una trama adictiva, de esas que cuesta cerrar el libro, la inspectora Salazar se ve atrapada entre historias del presente y del pasado, como ya le ocurrió en el primer libro “El guardián invisible“. Y que culminará en “Ofrenda a la tormenta”, del que no tardaremos mucho en hablar.

Y si queréis saber algo más de “Legado en los huesos”, qué os parece seguir viendo más fotos, acompañadas de unos pequeños textos extraídos del libro…

Baztán Bruja Zugarramurdi

—«No hay que creer que existen, no hay que decir que no existen» —dijo Engrasi citando la antigua defensa contra las brujas que fuera tan popular apenas un siglo atrás.

Baztán Comisaría Elizondo

La comisaría de Elizondo no podía resultar más incongruente con la arquitectura del valle. Con sus modernas líneas rectas, más que desentonar, parecía un extraño artilugio olvidado por alguien de otro mundo.

Baztán iglesia Arizkun

Un viento de fuertes rachas había barrido cualquier vestigio de nubes en Arizkun, uno de esos lugares en los que el tiempo parece haberse detenido, y que situado sobre una colina se abre al cielo con la luz extraordinaria que tanto se añora en otros pueblos del valle. Los prados de color esmeralda brillan con el esplendor idílico de la perfección, y sus calles guardan bajo cada piedra mensajes de un pasado que aún está presente. Caminaron desde la iglesia hasta la casa del cura, que se encontraba justo en la calle contigua, y llamaron a la puerta.

Aleros Arizkun

—Este lugar es precioso —dijo Iriarte, mirando hacia los aleros tallados de las casas cercanas y que eran símbolo de Arizkun. —Y cruel —musitó ella.

 

Reflejos de Elizondo

Volvió hasta la plaza, pasó frente a la fuente de las lamias y se asomó a ver el río Baztán desde aquel punto en que las fachadas traseras de las casas se reflejan en la superficie espejada, como otro mundo húmedo y paralelo atrapado bajo las aguas, que en el aquel remanso aparecían engañosamente quietas.

Baztán botil harri

Continuó hasta el ayuntamiento y, después de mirar a ambos lados para comprobar que nadie la veía, pasó una mano por la “botil harri“, la piedra que simbolizaba el pasado de Elizondo y que dotaba de fuerza al que la tocaba, un gesto que incluso a ella, que despreciaba la superstición, la reconfortaba.

Elizondo Muniartea

Al llegar a Muniartea detuvo el coche, y escuchó el rumor atronador de la presa. La lluvia no había dejado de caer en todo el día, y una presencia húmeda, como una tumba de Baztán, se coló en el coche haciéndole sentir de pronto una rabia incontenible hacia aquel maldito lugar. El agua, el río, el empedrado medieval, y todo el dolor sobre el que se había edificado.

Baztán Elizondo puerta casa Engrasi

Llegó a la entrada de la casa y vio que la puerta estaba entornada. Toda la energía que la había sostenido mientras iba hacia allí la abandonó de golpe, haciendo que sus rodillas se doblaran. Agarró el quicio de la puerta, y al tocar la piedra fría y rugosa tuvo la seguridad de que algo terrible había ocurrido, de que aquel lugar que había sido el refugio contra todo mal, contra el frío, la lluvia, la soledad, el dolor y los gaueko, los espíritus nocturnos del Baztán, había sido finalmente mancillado.

Anuncios

Autor: Ana

Una fotógrafa que no lo es, sólo juega a serlo.

3 pensamientos en “LEGADO EN LOS HUESOS

  1. Reblogueó esto en Lovely Baztany comentado:
    La trilogía de Baztàn sigue inspirando a blogueros y lectores.
    Nuestras amigas de Aventarte se hacen eco de la segunda novela… Disfrutadlo!

  2. Thank you for following and opening the door to your exciting world. Eddie

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s