AventArte

Un lugar de cuentos, imágenes y sentimientos.

IV Quedada Fujista en Madrid (2ª. parte)

4 comentarios

12175844_10207949636798128_858731263_o

Fotógrafo: Virgilio Hernando

Como decía en mi anterior entrada sobre la IV quedada Fujista, después de la comida me despedí de mis compañeros para dirigirme a visitar la exposición de Josef Koudelka. En la foto de arriba -cortesía de Virgilio Hernando–  me podéis ver cuando ya me marchaba y me disponía a consultar el mapa que llegaba para no perderme por Madrid; pero no tuve ningún problema, estaba muy cerca y con las indicaciones que me dieron, llegué en un momentico.

Me habían recomendado esta exposición y no me defraudó. Está organizada conjuntamente por The Art Institute of Chicago y The J. Paul Getty Museum en asociación con FUNDACIÓN MAPFRE.  Para ir un poco preparada había investigado un poco sobre la biografía de Koudelka y su trabajo;  y aunque no tiene nada que ver poder disfrutar de esas imágenes al natural, si no vais a poder visitarla, aquí tenéis una visita virtual.

Son 150 fotografías que están distribuidas en dos salas y organizadas en varias series: Teatro, Comienzos y Experimentos,  Exilios, Gitanos, Invasión, Caos y Muros.   Como mi formación fotográfica es muy básica, no voy a entrar a hacer valoraciones, sería muy osado por mi parte.    Pero si que me atrevo a decir que las secciones que más me gustaron fueron:  Comienzos y Experimentos, donde está mi foto favorita de la muestra, y sus últimas obras de gran formato, murales que hablan de ruinas y de territorios arrasados por las guerras o por el paso del tiempo; esto me lleva a pensar que a mi “yo-creativo” no le interesan mucho las personas, tendré que analizar esta idea.

Y, por supuesto, no puedo dejar de mencionar la serie Invasión, imágenes que tomó en 1968 cuando los tanques del Pacto de Varsovia invadieron su país.  En una entrevista publicada en El País, le preguntaban si las fotografías pueden cambiar el acontecimiento de la historia,  a lo que Koudelka respondía que depende de la emoción que esa imagen pueda transmitir y añadía “Es un debate que me parece idiota. La imagen solo es buena si despierta emociones. Ocurre igual que con la pintura. Nada más llegar a Madrid, solté la bolsa y me fui al Museo del Prado para volver a ver las pinturas negras de Goya. ¿Alguien necesita que se las expliquen? Nadie. Con seguridad. Tienen tal carga de emoción que todo el que las contemple se le conmueve lo más íntimo”.  Eso mismo me sucedió al contemplar esas imágenes de Praga, no se puede evitar que se te encoja el corazón ante la visión de esos ciudadanos luchando por su libertad.

Madrid caminando por la libertad

Estos jóvenes se manifestaban por el Paseo del Prado… “Caminando por la la libertad”.   Parece que esa lucha nunca termina.

Cuando salí de allí, había empezado a llover, pero levemente y como iba bien preparada no me supuso ningún trastorno.  Desde por la mañana, cuando habíamos pasado por La Fábrica, tenía muy claro que quería volver, con la intención de cotillear el espacio y llevarme para casa algún libro de fotografía.   No sabía muy bien en que calle se encontraba, pero recordaba que estaba muy cerca del edificio de CaixaForum, así que me dirigí hacía allí.

Madrid CaixaForum Gente

No tardé en encontrar la tienda-cafetería-restaurante…  Y viví un gran momento de estrés…  ¡cuántos libros!  y ¡no me los podía llevar todos!!!   Evité los de tamaño grande y me centré en los de bolsillo, que luego había que andar un rato y después el tren…  En primer lugar alguno de su colección de PhotoBolsillo “Biblioteca de Fotógrafos Españoles” y elegí dos:  Chema Madoz, porque cuando visité su exposición no pude dedicarle todo el tiempo que me hubiera gustado, y Navia, que me lo habían recomendado últimamente y que, además, venía prologado por Julio Llamazares.  Ya me iba hacia la caja, cuando “saltó a mis manos” el libro de John Berger, Modos de Ver, que estaba apuntado en mi “lista de deseos”.  Así que salí de allí un poco más cargada, pero muy contenta.  Ahora que conozco esta tienda, Madrid me resulta mucho más interesante. 😉

Y al regresar al Paseo del Prado, otra manifestación…

Y me uní por un rato a la rebelión

Y me uní a la rebelión

Ya se acercaba la hora de coger el tren, así que me fui hacia la zona de Atocha, la lluvia cada vez era más molesta.

Como no dejaba de llover, busqué refugio en un bar cercano a la estación y mientras se hacia la hora de tomar el tren, me entretuve echando un vistazo a mis libros nuevos.

Y mi jornada Fujista en Madrid acabó como empezó, en el tren del silencio…
Silencio…aunque en esta ocasión había un grupo de foranos que pasaron bastante de la Quiet Zone, y creo que su problema no era el idioma, era más bien la educación.

****************************************************
Pedimos disculpas por la publicidad que está apareciendo al final de las entradas, para los visitantes no registrados en WordPress.  Es totalmente ajena a nosotras y fuera de nuestro control, ya que WordPress puede introducir estos anuncios al ser un blog gratuito.
******************************************************
Anuncios

Autor: Ana

Una fotógrafa que no lo es, sólo juega a serlo.

4 pensamientos en “IV Quedada Fujista en Madrid (2ª. parte)

  1. Me ha gustado mucho tu crónica doble de la Kdda.
    Un placer seguir vi dinos en cada una de ellas.
    Un beso, Ana.

  2. Madre mía,… la cantidad de euros que me he dejado en La Fábrica… Nunca sé si alegrarme o lamentar que no haya una tienda así en Zaragoza… Lo digo por llegar a fin de mes y esas cosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s