AventArte

Un lugar de cuentos, imágenes y sentimientos.

LA FUERZA DE LA VIDA

Deja un comentario

FB_IMG_1456426107297Ayer “paseando” por Facebook, se me enganchó en la mirada una preciosa acuarela de Nines Molinero, al pie, una frase:

“Porque a pesar de todo, vuelve la primavera”.

Conozco a Nines hace muchos años y sé lo unida que estaba a Javier, su marido, y cómo le sigue doliendo su pérdida. A través de sus acuarelas, Nines transmite todo ese dolor, el amor y la nostalgia.

Nada más verla, y sobre todo al leer sus palabras, decidí enviarle un cuento que escribí hace unos años.  Quizás el único de mis cuentos que aún no tenía dueño.  La verdad es que todos ellos han ido surgiendo para alguien o porque había algo que yo quería transmitir.  Este no, este cuento me atrapó cuando yo pretendía escribir otra cosa.  En realidad cobró vida propia y no me quedó otro remedio que escribirlo y dejar para otra ocasión la idea que tenía en mi cabeza, supongo que en este caso, tuvo más fuerza lo que quería comunicar mi corazón.

Ayer descubrí que sin saberlo en aquel momento, este cuento había sido escrito para Nines y para todos los que después de una pérdida tan brutal sienten que jamás volverá a llegar una primavera a sus vidas.

Como aquí en el blog ya lo publicamos hace unos años, os pongo el principio y si queréis leerlo sólo tenéis que seguir en la entrada inicial.

La primavera había irrumpido sin avisar.  Mientras apuraba su desayuno, Andrés echó una distraída mirada al jardín.  Las malas hierbas se estaban apoderando de él.  Ya casi no podían verse los rosales que su madre cuidaba con tanto esmero.  Recordaba los fríos días de febrero, cuando ella, inclinada sobre la tierra, tijera de podar en mano, le mostraba como arrancar los tallos viejos para que pudiese volver a llenarse de brotes a los primeros síntomas de buen tiempo.

Había que tener mucho cuidado de cortar sin dañar a la planta. Observar un buen rato antes de meter la tijera para intuir por dónde aparecería un nuevo brote. Se trataba de podar, no de cercenar. Había que quitar solamente aquello que absorbía tanta sustancia del tallo que le restaba fuerza para crear nuevos brotes y florecer en toda su belleza.  (seguir leyendo)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Estas son algunas de las obras realizadas por Nines Molinero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s