AventArte

Un lugar de cuentos, imágenes y sentimientos.

OPERACIÓN SISSI O UNA HISTORIA SURREALISTA

5 comentarios

_dsf1866

Feldkirch, la preciosa ciudad dónde estuvimos alojados, cuando conseguimos llegar…

Cuando hace unos meses os empezamos a hablar sobre nuestra “Operación Sissi“, pensábamos ir contando más adelante como había sido nuestro estupendo viaje y su accidentado comienzo.   Pero la falta de tiempo y también la prudencia nos llevó a dejarlo reposar un poco.

Este proyecto viajero comenzó hace ahora un año, cuando nos reunimos todos los participantes, tres franceses y cinco españoles.  Y aprovechando que, estos días, nos íbamos a juntar de nuevo, he estado preparando un resumen fotográfico de nuestra aventura austriaca, que ha hecho que los recuerdos vuelvan a aflorar con fuerza, los buenos y los menos buenos.

Como ya anunciábamos en esa primera entrega, el viaje no empezó bien y ahora con un poco más de calma voy a intentar contarlo, procuraré mantener las formas, ya que el asunto está muy vivo todavía, como dicen en las películas…  “se encuentra en manos de nuestros abogados”.

Una de las primeras decisiones que tuvimos que tomar fue como íbamos a realizar el desplazamiento desde España.  Le dimos bastantes vueltas, hicimos cuentas, barajamos los pros y los contras… y al final decidimos alquilar una furgoneta grande, que nos permitiría hacer el viaje y además utilizarla posteriormente para ir todos juntos a las excursiones que nos estábamos preparando._dsf1397

Desde España salimos cuatro personas, con un montón de equipaje… habíamos alquilado un vehículo muy grande, una Mercedes Vito, así que no había problema en cargarla, “sino cabe en una maleta, coge otra” fue el lema de los días anteriores al viaje.  Además, Elisa, nuestra becaria-bloguera, se iba a quedar a vivir en Austria y aprovechamos para llevarle varias cosas que podría necesitar. ¡Era una buena idea!!!  (esto nos lo hemos tenido que repetir muchas veces, la culpa de lo que ocurrió, no fue nuestra)

Pedimos varios presupuestos y al final, contratamos con Europcar, ya teníamos cuenta con ellos y tanto el vehículo, como el precio nos pareció acertado.  No era la primera vez que utilizábamos sus servicios y siempre nos había ido bien, claro que nunca tuvimos que poner a prueba su “servicio de [no] atención al cliente“…

Llegó el día de salida, nos pusimos en marcha un viernes por la noche, queríamos llegar a media mañana del sábado a nuestro primer destino “Annecy”, allí habíamos previsto hacer una noche, para que el viaje no fuera tan pesado, de Zaragoza a Feldkirch (Austria) hay unas 14 horas de viaje, nos pareció buena idea hacer una parada a medio camino.

Cuando llevábamos unas seis horas de carretera, ya empezaba a amanecer, se encendió la “maldita” luz amarilla, anunciando un problema de motor.  Íbamos por la autopista y aunque el vehículo funcionaba perfectamente, decidimos seguir el manual ¡qué cumplidores somos! y buscamos la primera área de servicio para poder parar sin dificultades.

¡Allí empezó nuestro calvario!  La primera fue que una vez puestos en contacto con Europcar, perdón, corrijo, con su “servicio de atención al cliente”.  Aclaro este punto, porque una vez que coges el vehículo, Europcar, es decir con quien has contratado el servicio, se lava las manos, y quien lo tiene que resolver es una empresa subcontratada, que ofrece los servicios de ayuda.  Como decía, puestos al habla con el teléfono indicado en el manual, nos encontramos con la primera sorpresa, nos dijeron  que al estar en una autopista francesa, ellos no podían hacer nada, que teníamos que dar aviso al servicio de accidentes de las autopistas.  Nos quedamos a cuadros, tuvimos que buscar un punto de SOS, hacernos entender como pudimos y que nos enviaran una grúa, porque aunque por teléfono le habíamos dicho al “S.A.C.Europcar” que podíamos desplazarnos nosotros mismos fuera de la autopista, nos dijeron que una vez dado el aviso, no podíamos volver a tocar el vehículo o sería bajo nuestra responsabilidad cualquier problema que se pudiera causar.

La grúa llegó, el señor fue muy amable en todo momento, cuando le explicamos el problema, se quedó bastante sorprendido y no entendió porque no les habían avisado desde el “S.A.C.Europcar”, tampoco lo entendíamos nosotros, de hecho seguimos sin entenderlo.  Nos llevó al depósito de grúas, que era lo único que podía hacer, y allí nos pegamos casi diez horas…

_dsf1501

No sé si os podéis hacer una idea del desamparo que sentimos…  con llamadas continúas al “S.A.C.”…  sin podernos creer lo que estaba pasando y mucho menos la atención “nula” que estábamos recibiendo… con sus “imprecisiones”…  a media mañana nos enviaron un taxi, para ir a la estación de Nîmes, dónde nos iban a facilitar otro vehículo…  una vez allí, ¡NO TENÍAN NINGUNO DISPONIBLE PARA NOSOTROS!!!… de vuelta al depósito de grúas…  hasta que uno de los trabajadores, nuestro amigo Samuel, se apiadó de nosotros y nos llevó con la grúa a un hotel próximo, eran las seis de la tarde y lo único que queríamos era descansar y esperar que al día siguiente se solucionara el asunto.

Creo que no he dicho que cuando contratamos el vehículo lo hicimos con el seguro a todo riesgo, no sé si se dice así, pero en nuestro contrato indicaba, que ante cualquier problema, si no nos daban un vehículo inmediatamente, nos tenían que ofrecer alojamiento…

Samuel nos había acercado a un hotel que se encontraba a las afueras de Nîmes, un Inter-Hotel, donde nos atendieron de maravilla.   Quiero resaltar que cuando estás en dificultades es muy reconfortante encontrar gente que te facilite las cosas y te entienda, tanto al servicio de grúas como en el hotel, les queremos agradecer su amable atención.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La única pega que tenía el hotel era que al encontrarse desplazado de la ciudad, teníamos que recurrir a taxis si queríamos salir de allí.  El primer día así lo hicimos, en nuestra ignorancia pensábamos que iba a ser una parada anecdótica en nuestro viaje y que el lunes a primera hora podríamos salir de allí, así que el domingo nos lo pasamos haciendo turismo por Nîmes.  Por supuesto sin dejar de hablar con los del “S.A.C.” (en esos días hicimos más de 90 llamadas para tratar de solucionarlo).

Pasó el lunes… Llegó el martes…  creo que no hace falta que os diga en que estado de nervios nos encontrábamos.  Ese mismo martes, por la tarde teníamos entradas para asistir a una ópera (Turandot) en el maravilloso escenario de Bregenz…  ¡A la que ya no íbamos a llegar!

operacion-sissi-escenario-turandot

A media mañana, otra vez, nos envían otro taxi, para ir, otra vez, a la estación de Nîmes, dicen que nos tienen preparados dos vehículos, otra vez…  y, otra vez, “no aciertan”…

Más tarde, mientras comíamos en Nîmes, empezamos a pensar que si queríamos salir de allí tendríamos que buscarnos la vida, fueron varias ideas, desde las más extremas, como volvernos a casa, hasta contratar un taxi que nos llevara a Feldkirch o irnos en tren hasta Zurich… en esas estábamos, preguntando en la estación sobre las opciones que teníamos, cuando, por intentarlo una vez más, pasamos del “S.A.C.” y volvimos a llamar a la agencia de Zaragoza dónde habíamos alquilado el vehículo y tras cuatro días se apiadaron de nosotros y nos dieron un teléfono de Madrid, que finalmente nos solucionó las cosas.  Una vez puestos al hablar con ese departamento y sin salir de la estación de Nîmes, dónde se encontraba también su agencia de alquiler, pudimos ¡finalmente! conseguir dos vehículos.  ¿Por qué no nos ayudaron antes?  es algo que también nos hemos preguntado muchas veces, ellos ya conocían nuestra situación o, al menos, así nos lo dijeron.

Cuando nos dieron los vehículos ya no podíamos salir de Nîmes, era demasiado tarde.    A media mañana, ya habíamos confirmado al hotel que nos quedaríamos una noche más.  Así que salimos el miércoles por la mañana.

Son muchos los inconvenientes que esta situación nos creó.  Perdimos cuatro días de nuestras vacaciones; muchos gastos extras con los que no habíamos contado; el desamparo y los nervios que hicimos, no sólo nosotros, hay que tener en cuenta que había otras cuatro personas esperándonos en Austria y que también resultaron afectadas.  Cuando por fin pudimos seguir el viaje, ya no era lo mismo.  Tuvimos que dejar de hacer varias excursiones que ya teníamos programadas, no nos daba tiempo.  El disgusto de no poder asistir a la ópera y la pérdida de las entradas.   Habíamos previsto movernos en un solo vehículo por Austria, ahora eran dos, dobles gastos y más cansancio para los conductores, no es lo mismo ir turnándose que tener que conducir continuamente.

Todo esto se lo hemos transmitido a Europcar.  Inicialmente y tras nuestra reclamación nos hicieron una oferta que no nos pareció adecuada, como ya les hemos comentado a ellos, ha habido unos daños morales, difíciles de cuantificar, pero que no podemos olvidar.  Así que como he dicho al principio, en estos momentos son nuestros abogados lo que llevan el proceso, de momento sin más novedades.

En fin, no quiero alargarme más, creo que ya lo he hecho bastante.  Pero espero haber transmitido lo caótico de esta situación que a todas luces parece surrealista, pero que vivimos en primera línea.

Para el año que viene dejo el resumen de la continuación del viaje, que a pesar de este desastre inicial, conseguimos reconducir y disfrutar, con bastantes cambios, los días que nos quedaban.

****************************************************
Pedimos disculpas por la publicidad que está apareciendo al final de las entradas, para los visitantes no registrados en WordPress.  Es totalmente ajena a nosotras y fuera de nuestro control, ya que WordPress puede introducir estos anuncios al ser un blog gratuito.
******************************************************

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Anuncios

Autor: Ana

Una fotógrafa que no lo es, sólo juega a serlo.

5 pensamientos en “OPERACIÓN SISSI O UNA HISTORIA SURREALISTA

  1. Vaya odisea. Lo de los rent a car, tristemente, una lotería 😦
    Yo siempre recomiendo el todo riesgo, pero veo que ni aún así.

  2. Yo lo que peor llevo en estos casos es la sensación de abandono. En cualquier empresa se pueden cometer errores o haber averías; eso es normal; lo que marca la diferencia es lo que la empresa hace luego para gestionar esas averías y tratar de ayudar al cliente. Las más de noventa llamadas que hay registradas en el móvil de José Luis, dejan claro que pasaron totalmente de nosotros. Llamadas larguísimas en las que nos mareaban y terminábamos colgando sin ninguna solución. La verdad es que resulta increíble.
    A estas alturas de año, seguimos sin ningún tipo de compensación. Enviamos un documento con los gastos que habíamos tenido, sumando únicamente aquellos que se podían facturar (noche de hotel perdida y ya pagada en Annecy, entradas para la ópera en Austria, hoteles en Nimes…) y la oferta que nos hacen ni siquiera cubre esos gastos.
    Creo que hemos sido mucho más que prudentes y que a partir de aquí tenemos el derecho a contar toda esta película para que la gente sepa con lo que se van a encontrar si tienen un problema con Europcar.

  3. Pingback: OPERACION SISSI: BREGENZ | AventArte

  4. Pingback: OPERACIÓN SISSI: SALZBURGO | AventArte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s