AventArte

Un lugar de cuentos, imágenes y sentimientos.


4 comentarios

GRACIAS

lvm6Gracias a todos los que me habéis acompañado y apoyado en este sueño de publicar mi primer cuento ilustrado.

LA VENTANA MÁGICA” se ha abierto tantas veces y se han asomado a ella tantas personas, que he tenido que encargar una segunda edición. Sigue leyendo


8 comentarios

EL CLUB BRAILLE Y EL REGALO

Anabel presentación brailleEl pasado verano, mi hija Elisa conoció a una mujer que de una forma sencilla y hermosa le hizo el mejor de los regalos. Como ya sabéis mi amor por los cuentos, quise recoger esa experiencia y escribí “El regalo”.

Como siempre hago al terminar un cuento, se lo envié a mi amiga Blanca y ella me dijo: ¿por qué no lo llevas a la ONCE? (cuando leáis el relato entenderéis por qué) y una mañana que pasaba por allí subí y contacté con la persona que lleva la biblioteca.

Ella me habló del Club Braille, que se reúne una vez al mes e invitan a un escritor o persona relacionada con las letras para participar en una tertulia. Sigue leyendo


Deja un comentario

LA FUERZA DE LA VIDA

FB_IMG_1456426107297Ayer “paseando” por Facebook, se me enganchó en la mirada una preciosa acuarela de Nines Molinero, al pie, una frase:

“Porque a pesar de todo, vuelve la primavera”.

Conozco a Nines hace muchos años y sé lo unida que estaba a Javier, su marido, y cómo le sigue doliendo su pérdida. A través de sus acuarelas, Nines transmite todo ese dolor, el amor y la nostalgia.

Nada más verla, y sobre todo al leer sus palabras, decidí enviarle un cuento que escribí hace unos años.  Quizás el único de mis cuentos que aún no tenía dueño.  La verdad es que todos ellos han ido surgiendo para alguien o porque había algo que yo quería transmitir.  Este no, este cuento me atrapó cuando yo pretendía escribir otra cosa.  En realidad cobró vida propia y no me quedó otro remedio que escribirlo y dejar para otra ocasión la idea que tenía en mi cabeza, supongo que en este caso, tuvo más fuerza lo que quería comunicar mi corazón. Sigue leyendo


8 comentarios

De todo corazón ¡Feliz 2016!

Bokeh de corazones
Para todos nuestros amigos de AventArte (y para los demás también)

deseamos un año en el que sigamos latiendo acompasados. Sigue leyendo


6 comentarios

PARA CERRAR CAPÍTULO

IMG-20151202-WA0000
“Si de verdad te apetece cerrar un capítulo, agradezcamos lo recibido y dejemos de especular con lo que tendría que haber ocurrido y no ocurrió”.

Acabo de leer en Facebook esta frase que compartía una amiga y he pensado que era justo lo que necesitaba oír. Llevo varios días queriendo sentarme a escribir algo sobre mi viaje a Colombia, pero no sé por dónde empezar.

Me fui a Colombia el 19 de septiembre para participar en un programa de Capacitación y Emprendimiento de la O.E.I (Organización de Estados Iberoamericanos) y que organizaba desde España el consorcio Campus Iberus, formado por las universidades de Zaragoza, Logroño, Lérida y la pública de Navarra.  El programa duraba hasta el 13 de diciembre, pero he tenido que regresar un mes antes porque ha fallecido mi padre. Sigue leyendo


17 comentarios

CUATRO FORMAS DE VOLVER

Anabel viaje Colombia escribiendoLa semana pasada, Ana compartía la canción “No hay temor de que te pierdas” de Pedro Guerra y anunciaba un viaje en Aventarte.   Hoy os cuento:

¡Me voy a Colombia…!
Sigue leyendo


9 comentarios

EL REGALO

Elisa creía en la magia y creía en los sueños, pero ahora sentía que se le acababan las fuerzas y a veces sus noches se poblaban de dudas y tenía ganas de abandonar y buscar un trabajo tranquilo con un horario estable y dejarse ya de tonterías.

Lago La alfrancaA sus veinticinco años, había recorrido un largo camino y su maleta se iba llenando de sabiduría, de experiencias y de formación académica. Mientras tanto, los sueños que la llevaron a Madrid, a estudiar interpretación, iban ocupando cada vez menos espacio en esa maleta, sepultados entre títulos de derecho, cursos de mediación, libros de oposiciones…

Sentía que su camino se dividía y tenía que elegir. Por un lado, un enorme cartel indicaba el camino que la llevaba a una vida estable y organizada y por otro, en letras pequeñas y descoloridas por falta de uso, un pequeño cartel hecho a mano, señalaba el camino que no iba a ninguna parte.

Su corazón anhelaba adentrarse en él, cantando a todo pulmón y pisando únicamente las baldosas amarillas; disfrutando cada paso y aprendiendo de todo aquel que como ella, hubiese elegido aventurarse en aquella misteriosa vereda; pero al mismo tiempo, una especie de garra lo atenazaba sujetando esos alegres latidos. Sigue leyendo