AventArte

Un lugar de cuentos, imágenes y sentimientos.


2 comentarios

LAURA Y LAS HADAS

Cuentoterapia para enfermería

Laura tiene tres años y un gran secreto. ¡Es tan grande, que no sabe a quién contárselo!  Antes de nada quiere estar segura, no sea que después vaya a resultar cosa de su imaginación.

Mariposa en clave [alta]Sus papás la quieren muchísimo y seguro que si se lo contase la creerían, pero ha decidido esperar un poco más y mientras tanto, seguir observando y fijarse muy bien en todos los detalles y las cosas mágicas que están sucediendo a su alrededor.

Quizás cuando vea a su primo Juan o a su amiga Irene, o cuando se encuentre con Elisa  en el parque, se atreva a decirles lo que cree haber descubierto.  De entre todos aquellos que conoce, ellos son capaces de entender la magia, porque pueden ver con los ojos del corazón.  Lo que les importa no es el aspecto de las personas ni de las cosas, sino lo que guardan en su interior; por eso los quiere tanto.

Sigue leyendo


4 comentarios

GRACIAS

lvm6Gracias a todos los que me habéis acompañado y apoyado en este sueño de publicar mi primer cuento ilustrado.

LA VENTANA MÁGICA” se ha abierto tantas veces y se han asomado a ella tantas personas, que he tenido que encargar una segunda edición. Sigue leyendo


9 comentarios

LORENA Y ELISA EN BUSCA DE LA SONRISA

Elisa estaba muy preocupada. Tenía casi cinco años y conocía a su vecino Aitor desde que nació. Se llevaban sólo ocho días y siempre habían sido los mejores amigos. Pero nunca lo había visto como ahora.

Llevaba casi una semana sin invitarla a jugar con el futbolín que le trajo Papá Noel, ni le apetecía poner la tele para ver Tarzán o los Power Rangers.

Elisa no sabía que hacer para divertirle. Le preparaba unos preciosos dibujos envueltos en papel de regalo, le contaba unos chistes graciosísimos que había oído en la tele. Pero todo era inútil. Sus preciosos ojos azules estaban tristes y apagados, no tenía ganas de saltar desde el sofá ni de ponerse su traje del Real Madrid.

Y lo peor de todo.  Había perdido su sonrisa. Sigue leyendo


20 comentarios

LA VENTANA MÁGICA


El curso estaba pasando muy deprisa.

El grupo de los Osos del colegio Río Ebro empezaba a preocuparse.

¿Qué iba a ocurrir al año siguiente?

Tendrían que pasar al “colegio de los mayores”, y a su recreo, donde volverían a ser los más pequeños. Les enseñarían a leer y a escribir, sumas y restas y otras cosas muy difíciles. ¿Y si no eran capaces de aprenderlas? Y lo peor de todo. No estaría con ellos su profesora.

Siempre habían estado con ella. Los conocía y adivinaba lo que les ocurría sin necesidad de contárselo.

Ella sabía lo que les resultaba fácil y difícil y respetaba la velocidad de cada uno. ¡No! No querían perderla. Tenían que hacer algo.

Habían quedado en reunirse en el recreo para hablar del tema.  A la hora convenida, todos se sentaron en un círculo dispuestos a buscar una solución.  Después de mucho pensar encontraron la respuesta. Sigue leyendo