AventArte

Un lugar de cuentos, imágenes y sentimientos.


2 comentarios

LAURA Y LAS HADAS

Cuentoterapia para enfermería

Laura tiene tres años y un gran secreto. ¡Es tan grande, que no sabe a quién contárselo!  Antes de nada quiere estar segura, no sea que después vaya a resultar cosa de su imaginación.

Mariposa en clave [alta]Sus papás la quieren muchísimo y seguro que si se lo contase la creerían, pero ha decidido esperar un poco más y mientras tanto, seguir observando y fijarse muy bien en todos los detalles y las cosas mágicas que están sucediendo a su alrededor.

Quizás cuando vea a su primo Juan o a su amiga Irene, o cuando se encuentre con Elisa  en el parque, se atreva a decirles lo que cree haber descubierto.  De entre todos aquellos que conoce, ellos son capaces de entender la magia, porque pueden ver con los ojos del corazón.  Lo que les importa no es el aspecto de las personas ni de las cosas, sino lo que guardan en su interior; por eso los quiere tanto.

Sigue leyendo


6 comentarios

GÉNESIS, EL RELATILLO DEL MELGARES

Carlos Melgares

Cuando Carlos Melgares publicó este relatillo en su “blog del Melgares” me pareció genial. Con una historia tan sencilla hablaba de tantas cosas… De las dificultades en la vida de los que sufren “un pequeño accidente” cuando nacen o en algún otro momento; de las expectativas de los padres hacia los hijos y de como nos marcan; de cómo nos sentimos dependiendo de la valoración de los demás; de la grandeza de lo pequeño; en fin, de tantas cosas, que siempre he querido compartirlo con vosotros. Por fin el momento ha llegado.

Sigue leyendo


5 comentarios

JAZZMEN, UNA PRESENTACIÓN DE LUJO

Ayer pasamos una tarde estupenda, en un espacio fantástico, la librería “El Pequeño Teatro de los Libros“.

Sólo por verla y perderse entre sus cortinajes granate y las estanterías llenas de libros, ya valió la pena, pero además tuvimos el placer de compartir la tarde con un pequeño, pero selecto grupo de poetas, unos cartoneros y otros que simplemente llevaban algún poema en el bolsillo; incluso nos acompañó un músico, el “GranBob” (Roberto Artigas).  Nos hicieron reír, emocionarnos, mover los pies al ritmo de la música…

Sigue leyendo


9 comentarios

EL VIAJE DE LA VIDA

La misión había comenzado y Gael se sentía totalmente preparado.  Después de años de dura formación, “El Consejo de Sabios” había decidido concederle permiso para realizar el largo viaje de nueve meses que le llevaría hasta la tierra.

No tenía muchos datos concretos del lugar al que se dirigía, ni sobre las personas con las que se encontraría. No sabía como iba a ser recibido ni el tiempo que duraría la misión. Eso sí, sabía que Ludmila lo esperaba.

Ella partió primero para preparar el terreno.  Hacía varios años que  viajó a la tierra con el único y maravilloso encargo de repartir amor. En eso era una experta. La luz de su mirada iluminaba las noches más oscuras y el sonido de su risa alegraba los corazones de todos aquellos que tenían la suerte de estar a su lado. Sigue leyendo


25 comentarios

EL CARTERO DE SUEÑOS

Érase una vez un pequeño pueblo, muy, muy lejano, rodeado de hermosas montañas, verdes valles y un caudaloso río con aguas transparentes. A los ojos de cualquier visitante, un lugar idílico donde vivir. Sus calles eran tranquilas, sin ruidos ni accidentes y sus habitantes se conocían desde siempre y se saludaban con cortesía.

Y ahí estaba el problema. Demasiada tranquilidad. Hacía mucho tiempo que no se escuchaban los gritos de las madres llamando a sus hijos para la merienda, que no había discusiones a la cola de la panadería o carcajadas nerviosas entre las adolescentes cuando pasaban ante ellas los chicos del instituto. Los días transcurrían monótonamente, uno tras otro, sin que nada hiciese desear atrapar un momento especial y conservarlo para el resto de la vida. Sigue leyendo


24 comentarios

EL VIAJE DE MOUSSA

Esta es la historia de un éxodo, de un viaje hacia un mundo mejor y de una gran prueba de superación.  La historia empezó un día cualquiera de primavera, la fecha exacta no tiene importancia.  Aunque para nuestro mundo occidental el ordenar el tiempo para poder controlarlo es importante, no lo es tanto en el lugar donde empieza este relato.  Ese lugar es Nigeria, para ser más exactos, las selvas centrales, entre los ríos Níger y Cross.

El protagonista de nuestra historia se llama Moussa.  Era un adolescente.  Como mucha gente en África había tenido poco tiempo para encariñarse de sus padres.  Su madre había muerto poco después de dar a luz y su padre había desaparecido sin dar pistas de su paradero.  Todos de la zona sabían que no era de origen nigeriano pero a nadie le importaba.  De hecho, había pocas personas que fueran nigerianos en ese momentos.  Todo el mundo estaba en constante migración, ya que la tensión política era insoportable en todos los países circundantes.  Moussa sabía esto, por eso quería dejar Nigeria.  Bueno, él y otra mucha gente que se sentían tentados por las riquezas y la estabilidad de los países occidentales, aunque lo poco que sabía era lo que había visto en alguna televisión que los más ahorradores se podían permitir y lo que le habían contado los que venían de los países ricos, turistas en su mayoría. Sigue leyendo


14 comentarios

SALLE CROG-CARVEN (2ª. parte)

Salle Crog-Carven (1º. parte)….

Entonces comencé a contarle lo mucho que me gustaba el invierno y que me encantaba aquella sensación de vulnerabilidad ante su acción, aunque también me asustaba bastante.  Increíblemente me entendió a la primera, me resultaba muy fácil hablar con él y me encantaba escuchar las cosas que me contaba.  Hablamos rato y rato sin dejar de ver cómo el invierno cambiaba algo más que el paisaje:  estaba cambiando nuestras vidas.  Sin darnos cuenta había anochecido.

De pronto se fue la luz.  Yo me sobresalté un momento hasta que una mano sujetó la mía.  Noté que nada malo podía pasar, pero entre el resto de la gente comenzó a cundir el pánico debido no sólo a la falta de luz sino a la falta de calefacción.  Cogí el móvil de Héctor y alumbré algo en la sala.  Pronto todo el mundo hizo lo mismo, pero el ambiente no se calmó.  Intenté que me escucharan pero todos hablaban a la vez cada uno más alto que el otro.  Era un caos.  En ese momento Héctor hizo un ruido enorme al romper una silla para que se callaran todos.  Gracias a eso, conseguimos con ayuda del guarda, que la gente se relajara y decidimos ir a buscar algo de luz, mantas, ropa, comida…, ya que justo antes del apagón en las noticias habían dicho que esto duraría días y que era imposible salir a la calle bajo ninguna circunstancia.  Además los servicios de rescate se encontraban totalmente inutilizables.  De modo que sólo podíamos resistir y esperar a que pasara la tormenta. Sigue leyendo